26 de noviembre de 2019

PLENO AL 15

El domingo cruzaba dos metas: la de la Maratón de San Sebastián (02:45:56) y la de la iniciativa Maratones VS Leucemia 2019. Y lo hice acompañado de un gran grupo de familiares y amig@s que (unos en la tierra y otros desde el cielo) me cogieron fuerte de la mano para mostrarme su cariño y apoyo incondicional, desde que me comprometí a llevar a cabo esta aventura.


Días atrás leía en el muro de facebook de una buena amiga que ser maratoniano implica mucha valentía y disciplina. Ya la vida es dura de por sí, así que imaginaros lo que tiene que ser salir de trabajar o premadrugar a las 5/6 a.m. para entrenar y el día de descanso salir a hacerse 30k. Suena a superhéroes para un@s, a locos para otr@s, pero resulta increíble para tod@s. Y hablo de maratoniano, no de finisher. Acabar se acaba caminando si te pones; pero ser maratoniano es un estilo de vida. Es una apuesta a la triple K. kilómetros con kilómetros con más kilómetros. Y a eso hay que añadir una dura gestión de emociones. La pasión, la falta de ganas, la pereza, la competitividad con los demás o uno mismo, el miedo, la adrenalina, el calor de los que te acompañan y te esperan en la meta, el frío de los nervios, el ansia de acabar antes de empezar, la fe en uno mismo... Fe que tienes que buscar en el día a día y rebuscar en esa prueba. "Creer en algo lo crea" (...)

15 maratones en los últimos diez meses dan para mucho. Cualquiera que haya preparado y completado los 42,195k sabe bien de lo que hablo. Por ello me siento muy bien, en paz. Satisfecho de lo QUÉ he hecho y -sobre todo- por CÓMO lo he hecho.
Siempre digo (porque así lo pienso) que no soy nadie (ni lo pretendo). Quizás ahí resida la verdadera esencia de todo esto y le da valor y sentido a los más de 200.000€, que han sido destinados a distintas causas sociales por un deportista popular nacido hace (casi) cuarenta años en plena Cuenca Minera. Una zona de gente humilde y luchadora.

El domingo cerraba un ciclo y es en ocasiones como esta cuando uno echa la vista atrás y se percata de lo rápido que pasan los años, y de la cantidad de cosas que se han hecho, casi sin darnos cuenta. Y lo que mejor me sienta es que a pesar de la cantidad de muros que tuve que derribar (os aseguro que en muchas ocasiones más duros que el famoso de la maratón), sigo aquí fiel a mis principios, leal a mi forma de ser, convencido de que merecerá la pena, ilusionado (y quizás iluso), a los mandos de la máquina del tren que desde 2012, cuando mi padre enfermó de cáncer, piloto.

Cuando consigues que a través del deporte tu vida y la de los demás sea un poquito mejor, las huellas que se van dejando suelen ser bonitas (...)


NO TENÍAMOS NADA
Lo verdaderamente importante y destacable no es haber conseguido completar 15 maratones en menos de tres horas en los últimos diez meses:

Sevilla:
Tiempo Oficial: 02:52:20 - Tiempo Real: 02:52:15

Castellón:
Tiempo Oficial: 02:51:10 - Tiempo Real: 02:51:07

Barcelona:
Tiempo Oficial: 02:51:47 - Tiempo Real: 02:51:44

Badajoz:
Tiempo Oficial: 02:51:54 - Tiempo Real: 02:51:54

Zaragoza:
Tiempo Oficial: 02:50:44 - Tiempo Real: 02:50:41

La Coruña:
Tiempo Oficial: 02:49:54 - Tiempo Real: 02:49:51

Vitoria:
Tiempo Oficial: 02:49:14 - Tiempo Real: 02:49:13

Laredo:
Tiempo Oficial: 02:50:47 - Tiempo Real: 02:50:43

Pamplona:
Tiempo Oficial: 02:50:08 - Tiempo Real: 02:50:07

Langreo:
Tiempo Oficial: 02:52:42 - Tiempo Real: 02:52:42

Logroño:
Tiempo Oficial: 02:52:10 - Tiempo Real: 02:52:00

Burgos:
Tiempo Oficial: 02:49:12 - Tiempo Real: 02:49:04

Alcalá de Henares:
Tiempo Oficial: 02:48:38 - Tiempo Real: 02:48:38

Oporto:
Tiempo Oficial: 02:49:24 - Tiempo Real: 02:49:24

San Sebastián:
Tiempo Oficial: 02:46:11 - Tiempo Real: 02:45:56

Lo verdaderamente importante y destacable es que -usando como herramienta el hecho de completar 15 maratones en menos de tres horas en los últimos diez meses- se hayan conseguido reunir 2.407€ que -con toda la humildad y honradez del mundo, como debe de ser- ya han sido despositados en las arcas de la Fundación Josep Carreras a través de la plataforma migranodearena.org.

He de reconocer que el esfuerzo invertido (a todos los niveles) es superior a lo cosechado, pero también es cierto que a principios de año no teníamos nada.
No se trata de ser ni mejor ni peor que nadie. Tampoco de demostrar nada, ni de buscar reconocimientos efímeros. Se trata de unir fuerzas con un único fin: 
Recaudar fondos destinados a la lucha contra la Leucemia.


Con el apoyo de Joma y Keepgoing, que se encargarán de equipar y alimentar mis motivaciones, 2020 se presenta muy ilusionante, pero hasta entonces toca resetear el binomio cabeza&cuerpo. Es momento de descansar y devolver el tiempo robado a mi familia. Porque se lo merecen... Porque me lo merezco.



No hay comentarios:

Publicar un comentario