8 de febrero de 2019

NO PIENSES, CORRE

Comenta Chema Martínez en uno de sus libros que hay veces en las que pensamos mucho las cosas por falta de predisposición a llevar a cabo una tarea. Damos vuelta al coco hasta que encontramos una excusa lo suficientemente convincente como para no empezar a poner en marcha nuestro reto.
Cuando hablo de no pensar y correr hablo de no dudar, hablo del deseo de afrontar nuestros retos, hablo de ser valiente y honesto con lo fijado, hablo de no venirse abajo ante momentos de debilidad, hablo de hacer todo lo posible por realizar un sueño, un proyecto o quizás una ilusión...

Soy consciente de que el año es muy largo y tendré que superar muchos obstáculos para concluirlo con el reto fijado conseguido. Pero he de reconocer que el martes me vine abajo.
Después de un fin de semana con gastrointeritis y picos de fiebre de hasta 39º, salí a correr pensando que ya había pasado la tormenta. Nada más lejos de la realidad, para hacer 10 km (4:22 min/km) tuve que parar hasta tres veces. La debilidad que tenía en mi cuerpo era muy grande.
Llegué a casa tocado. Me he propuesto tomar la salida en la Maratón de Sevilla dentro de poco más de una semana y las había pasado canutas para llegar a casa después de correr durante "solo" 10 kilómetros... ¡Algo no iba bien!.
Tiempo al tiempo Hectorín... ¡No te agobies compañeru!, pensé.
Y así fue. Sin agobios, sumando kilómetros en el rodillo durante dos días para no relajarme en la tarea, hoy volví a correr. ¡A correr como me gusta!. ¡A correr como me merezco, a razón de lo que me machaco!. ¿Había completado un gran mes de enero -en cuanto a entrenos se refiere- para nada?. ¡No!
Porque también comenta Chema Martínez que una de las cosas buenas del atletismo, o el running, como se dice ahora, es que te devuelve todo lo que tú le das, pero tienes que ser paciente (...)


Con la vista puesta en Sevilla, hoy sumamos 26 km a ritmo de maratón (143 p.p.m.) que me llenan de confianza de cara al próximo día 17 de febrero.
¡Menuda fabada me metí entre pecho y espalda!. ¡Había que celebrarlo!.

Correr tiene eso: te devuelve todo aquello que tú le aportas; cuanto más estés dispuesto a dar, más recibirás. No desesperes y no cejes en tu empeño, este deporte hará grandes cosas por ti... Y recuerda:
  • Fíjate un objetivo.
  • Sé paciente, date tiempo.
  • Sé disciplinado, no dejes de entrenar ni una sola semana.
  • Persevera, sé constante.
  • Escucha a tu cuerpo.
  • Confía.
  • Respeta los pasos.
  • Y, sobre todo, no te rindas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario