18 de septiembre de 2017

LA FUERZA DE UN ELEFANTE

23.316€ ya han sido destinados a distintas causas sociales, gracias a la iniciativa "Reto 24 Maratones Solidarias sub3 horas 2017" y todo lo que esta ha generado alrededor. Casi diez meses al pie del cañón, van dando sus frutos:
  • Asociación Galbán: 4.752€
  • Fundación Josep Carreras: 4.000€
  • Enol Suárez: 3.714€
  • IUOPA: 3.019€
  • ASEMPA: 2.801€
  • A.A.contra la Fibrosis Quística: 2.557€
  • A.A.contra la E.L.A.: 1.973€
  • Cruz Roja (Asamblea Alto Nalón): 500€
23.316€ que para nada llenan el vacío que ha dejado, pero que sirven de alivio al dolor que ha generado en mi persona la pérdida de Clara Hevia García...


Eras muy joven, demasiado... Tus pulmones, transplantados, no aguantaron más.
Has hecho que mi vida haya sido mejor desde que te conocí y me has enseñado que no hay fuerza que supere a la de un elefante.
Siempre recordaré esa cara de angelín que me ponías cuando nos veíamos... Duele (y mucho) asumir que ya no volveré a disfrutarla.
Siento no haber estado más cerca de ti (y de tu familia) esta última temporada. Te compensaré, cuenta con ello. Te prometo que seguiremos luchando contra la Fibrosis Quística... ¡No sabes cuanto me has aportado princesina!
D.E.P. Clara. Te quiero mucho.


10 de Septiembre 2017
Fecha en la que participaba en una triste subida a la Campa Torres. Y no digo triste por su organización, que como siempre ha sido impecable. Digo triste porque a sólo un kilómetro y medio de la salida, descansaba para siempre el cuerpo de Clara...
Amanecía sin ganas de correr. Incluso hasta media hora antes de la salida dudaba en hacerlo... ¡Venga va!, pienso. ¡Vamos a ello!
Recojo el dorsal cabizbajo, buscando motivaciones para no mandar el domingo a la mierda. Me sitúo en la línea de salida... Lo hago en primera fila... ¿Qué haces aquí?, vuelvo a pensar. Me aparto y recuerdo a Clara una vez más. Tengo ganas de llorar porque una pena enorme me come por dentro. El speaker anuncia la inminente salida de la prueba...
¡Se me enciende la bombilla!... ¡Encuentro la motivación!... ¡Mi motivación!
Voy a repetir formato... Saldré el último y por cada corredor adelantado donaré un euro a la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística. Será mi pequeño homenaje al cielo y mi humilde aportación en la tierra. Así lo hago.
Transformo mi pena en energía. ¡Ya tengo un motivo por el que correr!


Voy adelantando a compañeros de afición hasta -después de un emotivo paso por delante del tanatorio (caprichos del destino) en el kilómetro 10- cruzar la meta en el puesto 11º de los 261 atletas participantes.


Besos al cielo para ti, amiga... Me vuelve a asaltar la pena... Mi pena.
Tras la ducha, recojo la medalla que me corresponde por mi tercer puesto en la categoría de Veterano A. Una medalla que, con todo el cariño que una persona pueda transmitir, minutos después le entregaría en el tanatorio a Valeriano Hevia, padre de mi angelín... Porque esa medalla es de Clara. Habíamos corrido juntos y desde la primera zancada noté su fuerza. Esa que siempre me transmitió. La fuerza de un elefante.
Miro el tatuaje de mi mano izquierda y recuerdo el motivo por el que me lo hice. Nada volverá a ser igual pero "La Vida Sigue".


11 de Septiembre 2017
Muy honradamente como debe de ser, entregaba los 250€ prometidos a la lucha contra la enfermedad que apartó a Clara de nosotros.
Voy jodido y llego a fin de mes rozando el poste pero... ¡Qué cojones! Tengo VIDA para seguir compartiendo lo poco que poseo... Y eso me "vale un pulmón".


"No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje. Vivo con lo justo para que las cosas no me roben mi libertad." (José Mújica)


No hay comentarios:

Publicar un comentario