6 de abril de 2017

LA SEXTA DEL AÑO

1.307 PUESTOS GANADOS = 1.307 EUROS DONADOS

Sábado 1 de abril 2017
7:00 horas de este primer día de abril y suena el despertador. Toca levantarse. Por delante un día duro.
Ya con el depósito cargado de diésel y la furgoneta adecentada, mientras me tomo el café de rigor que forma parte de mi día a día, ordeno mi cabeza...


Son las 9:00 horas cuando me subo media hora en el rodillo para soltar piernas.
A continuación, una buena ducha antes de irme a trabajar. Doy gracias a Dios por tener la suerte de poder decir que de 11:00 a 19:30 horas toca ganarse la vida en Forum Sport. Una visita inesperada -de esas que me encantan- me recuerda que merece la pena todo ésto. Clara siempre aparece en el momento oportuno.


A las 19:30 horas, ya con los deberes hechos, toca viajar a Zaragoza. Mi madre, Natalia y María me acompañan. Gracias de corazón chicas. Por tanto... Por todo.
Esperando que no haya novedad en el trayecto y todo vaya según lo previsto, emprendemos la ruta con el fin de llegar lo más pronto posible a tierras mañas.
Un pequeño alto en el camino para comer un bocadillo de tortilla -justo antes de abandonar Cantabria- es la única parada que hacemos. Sin prisa pero sin pausa.


Domingo 2 de abril 2017
1:30 horas de la madrugada y llegamos a Zaragoza. Tenemos suerte y encontramos aparcamiento muy cerca del hotel donde intentaríamos descansar. El reloj marca las 2:15 horas cuando -por fin- me meto en la cama. ¡Menudo tute!
¡Hay que intentar dormirse rápido!, pienso... A las 6:30 horas sonará la alarma del teléfono y tocará volver a "vestirse de guerrero" para -sobrado de motivos y motivaciones- intentar llevar a buen puerto la sexta maratón (sub 3 horas) del año, la primera sin tener que "correr sin moverme del sitio" sobre un tapiz rodante.

Son las 8:00 horas cuando la organización anuncia la salida de los 1.334 atletas que -cada uno con sus objetivos- teñíamos de colorido la Plaza del Pilar.
Como ya había comentado en anteriores ocasiones, mi idea era la de comenzar a correr en última posición, y por cada corredor adelantado donar un euro a la Asociación Asturiana Contra la Fibrosis Quística. Y así lo hice...
Teniendo en cuenta que el próximo día 14 intentaré el séptimo asalto del año a los 42,195 kilómetros y el 23 de abril estaré en la salida de la Maratón de La Coruña, tenía que gestionar las fuerzas para "batirme el cobre" sin vaciarme en el intento.
Mis 02:53'50'' (152 p.p.m.) me dicen que corrí muy inteligentemente.


Los primeros kilómetros son un caos hasta que al paso por el km 7 alcanzo a la liebre portadora del globo de las 3 horas, donde viajo cómodo hasta el km 31.
Con la musculatura resentida por las "batallas" libradas hasta la fecha, pero con el CORAZÓN y los PULMONES bombeando con más fuerza que nunca, en los últimos once kilómetros meto una marcha más para -ganando varias posiciones en esta última parte del trayecto- cruzar la meta en el puesto 27º que -teniendo en cuenta las condiciones en las que tomaba la salida- sabe a "medalla de oro".


Tras la carrera, comida de las de quitarse el sombrero con gente que hacen sentir a uno como en casa, a pesar de estar a casi 600 kilómetros de tu tierra.
Sigo pensando que el mundo es un lugar maravilloso, lleno de gente buena.


De vuelta para casa, sentado en el asiento trasero de mi furgoneta me sentía bien y pensaba... Pensaba que esa mañana había corrido por Clara, por Patri, por Sara y por todos los enfermos de Fibrosis Quística... Por sus familiares y amigos... Por todos los que me acompañáis en esta aventura... Por TI... Por MÍ.
Ya en Laviana -con casi 1.200 km más en el contador de mi furgoneta y más de 42 km en el de mis piernas- le poníamos el broche a un fin de semana tan especial como agotador, brindando con unas sidras y recuperando calorías.


Lunes 3 de abril 2017
A primera hora -muy honradamente, como debe de ser- hacía el ingreso de los 1.307€ prometidos, que serán destinados a la lucha contra la Fibrosis Quística, principal meta de este sexto asalto (sub 3 horas) del año a los 42,195 kilómetros.


Jueves 6 de abril 2017
En torno a 110.000€ ya han sido reunidos gracias a estas aventuras que desde el año 2012 llevo a cabo. 110.000€ que llevan a sus espaldas muchas horas de entrenamientos y sacrificios. Tantas como las que he destinado en intentar ser una persona transparente de cara a la sociedad, ganándome a pulso una imagen que ya nadie podrá manchar. 110.000€ que han sido destinados a distintas causas de las que -dicho sea de paso- ninguno estamos libres... ¡TÚ tampoco!
Mientras escribo estas líneas, pienso que hay que ser un malnacido (por no decir otra cosa) para poner en tela de juicio esta labor que estamos llevando a cabo.

Cuando a 200 metros de meta -con 42 kilómetros ya en las piernas- la cara que llevas es ésta, significa que has disfrutado y que ha merecido la pena el esfuerzo.
No hay mayor locura que no ser lo que se es con la mayor plenitud posible.


Sólo me queda mostrar mi más sincero agradecimiento a TODOS (empresas y particulares) los que habéis arrimado el hombro para que esta aportación sea posible y no tenga que arrimar dinero de mi propio bolsillo (o al menos, la menor parte posible). Me habéis valido un pulmón... ¡Lo HEMOS conseguido!








No hay comentarios:

Publicar un comentario