20 de abril de 2017

LA SÉPTIMA DEL AÑO

Usando como escenario la VI Maratón de La Coruña (mi octavo asalto a los 42,195 kilómetros sub 3 horas del año) que se celebrará el domingo, llevaré a cabo este nuevo proyecto deportivo/solidario, con el que intentaré aportar un nuevo granito de arena a la lucha contra el Cáncer Infantil.
Para ello -lejos de únicamente colocarme el dorsal y correr- intentaré que cada uno de mis pasos tenga un significado especial y sirva para ayudar a la causa. 
De esta forma, vuelve el proyecto 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.
La idea es tomar la salida de la prueba en última posición y por cada participante adelantado, donar 1 euro a la Asociación "Galbán". Como se suele decir, en el dar está la recompensa.


El que resiste gana. Y es lo mismo, si se hace con grandeza, resistir de último y resistir de primero.
Cuando me embarqué en esta aventura era consciente de que habría momentos en los que el camino se pondría cuesta arriba. Aunque bien es cierto que animicamente hablando tuve temporadas mejores, el pasado viernes completaba mi séptima maratón (sub 3 horas) del año. La sexta sobre un tapiz rodante.
Doce días después de conseguir el sexto asalto a los 42,195 kilómetros en tierras mañas, me volvía a subir a la cinta que -cedida de nuevo por el Centro Deportivo Bunkai- esta vez estaba ubicada en Casa Pepe - La Chalana.


(...) Hace casi dos años, un 22 de abril de 2015, a Aitor le diagnosticaban un Linfoma de Burkitt (fase 4), una forma rara de cáncer del sistema linfático (...)

El viernes -sin contar con ello- se convertiría en un día especial. Muy especial.
Justo antes de comenzar a correr, con esa cara que transmite tantas cosas (y todas buenas), Aitor me comentaba que había vencido al bicho y que pronto le quitarían el catéter con el que convive. Con diez años que tiene, es un HÉROE.
Como ya experimenté en otras ocasiones, motivo más que de peso para entender que volver a subirme a esa bendita cinta de correr cada vez tenga más sentido...


Faltaban trece minutos para que el reloj marcara las 19:00 horas cuando comenzaba a correr. La música y el buen hacer de Chiqui Carrasco -una vez más- amenizaban la monotonía que uno llega a sentir sobre un tapiz rodante, cuando los kilómetros empiezan a pesar sobre las piernas (y la cabeza).
Mientras tanto, Ana y Raúl serían los encargados de gestionar los donativos.


Con las emociones a flor de piel y las lágrimas mojando los rostros de algunos de los asistentes a este pequeño evento, 2 horas y 59 minutos después completaba esta séptima Maratón Solidaria de las veinticuatro previstas para este 2017.


Dejando los datos a un lado, como siempre digo, es de justicia mencionar que lo verdaderamente importante y destacable no es haber conseguido completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas. Lo verdaderamente importante y destacable es que -usando como herramienta el hecho de completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas- tras los 6.243€ recaudados en las seis maratones anteriores- se hayan conseguido reunir 509,35 euros más que -con toda la humildad y honradez del mundo, como debe de ser- serán destinados a la lucha contra el Cáncer Infantil a través de la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.


Todo lo que nuestro cuerpo hace normalmente es maravilloso y extraordinario, aunque pocas veces se nos ocurre pensar en ello de esta manera...


¡LA SÉPTIMA "TA FECHA"!

No hay comentarios:

Publicar un comentario