26 de septiembre de 2016

1.166 PUESTOS = 1.166 EUROS

El sábado viajaba hasta Zaragoza, con el fin de llevar a buen puerto una iniciativa cuya organización me había ocupado gran parte de mi "disco duro" durante los últimos meses. Ilusión mezclada con cansancio acumulado, ocupaban gran parte del escaso equipaje con el que emprendía la ruta.
Después de seis horas de viaje, tras ubicarme en el hotel y comer algo, me dirijo hacia el Pabellón "Siglo XXI" para recoger el dorsal y tenerlo todo controlado.


Me refresco con una cerveza, mientras veo como mi querido Sporting encajaba cinco goles contra el Barcelona... Ceno algo temprano y me meto en la habitación del hostal donde pasaría la noche, con la esperanza de que los nervios me dejaran descansar...


Llegó el día señalado con una X en el calendario...
A las 8:30 horas se daba la salida a los 1.200 participantes que anunciaba la organización de la X Maratón "Ciudad de Zaragoza".
Cada uno con sus objetivos, el mío ya era más que sabido: salir el último e intentar adelantar al mayor número de atletas posible.
Brazos en jarra, espero impaciente la salida de todos los participantes para comenzar a correr...


Hasta el kilómetro 10 mi participación se convierte en un auténtico slalom, que me agobia un poco y me exprime más de lo que hubiera imaginado. Es aquí donde alcanzo al grupo de la liebre que porta el globo de las 3 horas.
Como dicen que sabe más el diablo por viejo que por diablo, precavido, decido quedarme y viajo cómodo hasta el kilómetro 25, mientras mi cabeza piensa en sus historias... Soy un blandengue, lo reconozco.
A partir de aquí, con la confianza que da el saber que ya tenía los deberes hechos, meto una marcha más y (sobrado de motivos y motivaciones) me marcho del grupo, decidido a ganar todos los puestos posibles que mis piernas me permitieran.
Siempre en ritmos por debajo de 4 min/km, completo los últimos 17 kilómetros del "engañoso" recorrido que nos llevaría de ruta por toda la ciudad.
2 horas 53 minutos y 25 segundos después -en el puesto 34º- cruzo una línea de meta que me deja un sabor de boca distinto a cualquier otra de las muchas que ya he rebasado.
Había conseguido adelantar a 1.166 participantes en una carrera en la que -por cansancio y otros motivos que me guardo- ni yo mismo daba un duro por mí.
Lo hice por DANI (un niño de Gijón que con sólo siete años nos dejaba el pasado viernes, víctima del "bicho"), por AITOR (un campeón lavianés de nueve años que le está ganando la batalla a un "Linfoma no Hocking de Burkit"), por TI, por MÍ... ¡Y por TODOS mis compañeros!


Hace un tiempo, un buen amigo me hacía llegar una frase que durante la carrera volví a recordar: La pasión por lo que haces, te hará entender que los límites son mentales.

A TOD@S y cada uno de los que os habéis hecho compañeros de viaje de esta iniciativa... ¡GRACIAS de corazón! Una vez más, hemos vuelto a demostrar que JUNTOS y UNIDOS somos más FUERTES.
Agradecimientos especiales (una vez más y todas serán pocas) para el complejo hostelero del Mirador del Angliru y Café Baqué por hacerme más fácil la experiencia. Lo tengo muy presente.



Cierro esta entrada con el justificante que deja la resaca de la iniciativa "1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado". Dicho de otra forma "1.166 Puestos Ganados = 1.166 Euros Donados", que ya han sido depositados en la cuenta de la Asociación Galbán (Familias de Niños con Cáncer del Principado de Asturias).


El movimiento se demuestra hablando andando... ¡O corriendo!

1 comentario:

  1. Sin comentarios, alucinando una vez más, que pena que haya poca gente como tu, mi ánimo para que sigas así.

    ResponderEliminar