9 de mayo de 2016

FIN DE SEMANA "DE 10"

Comento en la sección Quién/Qué/Porqué situada en el menú lateral/derecho de este blog que desde un punto de vista deportivo me siento más que realizado. Disfruto poniéndome un dorsal y formando parte del deporte en cualquiera de sus disciplinas, siempre que haya unas zapatillas deportivas y/o una bicicleta de por medio (...) Con 36 años en la espalda y después de haber conseguido "cambiar el chip", he logrado ver y entender el deporte desde un punto de vista en el que la competición no sea lo único que me mueva a seguir vistiéndome de corto cada día para intentar seguir al pie del cañón durante muchos años más. Por ello, como ya sabéis los que seguís este espacio, desde hace un tiempo he decidido darle una vuelta de tuerca a mi afición y usar el deporte como herramienta que sirva para "sumar" en este duro camino por el que nos toca transitar llamado vida...


Con motivo de la celebración del Desafío BTT Marinero y del Trail "Ruta Los Marineros", el sábado me desplazaba hasta Piedras Blancas para -gracias a la organización- colocar un stand en el que poder "dar la cara" por las iniciativas que estoy llevando a cabo. Bien es cierto que podía haber aprovechado para dormir la mañana (que falta me hace) pero estoy convencido de que el mundo cambia con actos y no con opiniones...


Tras una jornada muy fructífera para las causas que tengo entre manos, a las 17:00 horas tomaría la salida en el II Trail "Ruta Los Marineros".
Desde hace un tiempo que -a pesar de que sé que estoy más en forma que nunca- afronto las carreras en las que tomo parte con el freno de mano puesto, desentendido de clasificaciones y demás... Me "maltrato físicamente" en el día a día sin pensar en el mañana (que quizás nunca llegue). Ésto es lo que me llena.
Disfruto de los entrenamientos aunque -en ocasiones- me hagan llegar vacío (física y psicológicamente) a la salida de las "competiciones" en las que participo.
Pero el sábado, sin contar con ello, volvería a sentirme competitivo...


Afronto los primeros compases de carrera tranquilo, de menos a más como a mí me gusta y me dejo empapar por el ambiente que se genera alrededor de este tipo de eventos.


Los primeros kilómetros los recorro en la grata compañía de José Luis Calvente, Héctor Pérez y Luis Roza, compañeros de fatigas desde hace mucho tiempo. Muy buena gente que uno conoce gracias a este mundillo y con los que, por el buen trato que desde siempre me han dado, espero seguir coincidiendo durante muchos años más...
Al paso por el kilómetro 5, en el descenso hacia la Playa de Arnao, me empiezo a sentir bien y decido meter una marcha más, siempre pendiente del pulsómetro que me indica hasta donde puedo pisar el acelerador de este "viejo tanque".



A medida que van pasando los kilómetros me voy encontrando cada vez mejor y -en solitario- afronto la segunda parte de la prueba con fuerza, disfrutando de un recorrido precioso con el que la impecable organización obsequiaría a los más de 300 participantes inscritos. 12 kilómetros con subidas y bajadas... Pasos por playas, ríos y acantilados...  Un bosque de película... En definitiva, precioso.
Gracias a los fotógrafos que cada fin de semana dedican su tiempo y buen hacer a dejarnos recuerdos muy bonitos de nuestra participación en las carreras, aquí comparto alguno de mi paso por los kilómetros 7, 8, 9 y 10:






Así, en la soledad que tan bien me sienta en algunas ocasiones, afronto los últimos metros de una prueba que me ha hecho sentir muy bien, en la que he podido volver a demostrarme que tengo cuerda para rato y que el motor de este abollado "todoterreno" aún tiene el turbo preparado para cuando se le necesite...


Unas horas después de haber cruzado la meta de Piedras Blancas -con la vista puesta en los próximos días 15 y 16 de julio, fecha en la que intentaré llevar a cabo mi iniciativa "Pedaladas de Color Rojo"- me desplazaría hasta el corazón de los Picos de Europa para cambiar las zapatillas de correr por las de la bicicleta y tomar la salida en la "Cicloturista Cabrales", cuya meta estaría situada en el bonito pueblo de Sotres, final de una de las etapas de la Vuelta a España.




Después de casi 90 kilómetros pedaleando por parajes espectaculares y disfrutando de una disciplina que me encanta y que -como antaño- volverá a formar parte de mi día a día el próximo año, concluía un fin de semana "de 10" en el que el deporte ha sido el protagonista principal y del que me quedo con esta imagen que refleja mi entrada en meta en el ya mencionado Trail "Ruta Los Marineros", consiguiendo un 5º puesto absoluto que me supo a gloria bendita...


Para los que os gusten los datos, comparto los registrados por el Garmin:
Trail "Ruta Los Marineros":
- Distancia: 12,11 km
- Tiempo: 53:45
- Ritmo: 4:26 km/h
- Calorías: 915
- FC Media: 163 p.p.m.

Cicloturista Cabrales:
- Distancia: 87,38 km
- Tiempo: 3:49:00
- Velocidad Media: 22,9 km/h
- Calorías: 1.914
- FC Media: 113 p.p.m.

Próxima parada: III Desafío B/R


1 comentario: