28 de enero de 2016

CARPE DIEM

Carpe Diem es una expresión de raíces latinas que fue concebida por el poeta romano Horacio. Según Wikipedia, literalmente significa "toma el día" que quiere decir "aprovecha el momento", en el sentido de no malgastarlo.
Para mí (que soy mucho más ignorante y básico que la Wikipedia) es una bonita expresión que desde hace casi cuatro años luce tatuada en mi nuca. Para ser exactos, desde que a mi padre le diagnosticaron el cáncer que acabó con su vida.


Desde entonces y aunque he de reconocer que me costó mucho pasar del dicho al hecho, intento convivir con esta premisa para evitar agobios innecesarios, ni malgastar fuerzas en un mañana que no existe. Intento vivir el presente.
Esta forma de afrontar la vida -aunque bien es cierto que me ha hecho cometer alguna que otra metedura de pata- me ha llevado a conseguir "éxitos" a los que nunca hubiera optado de no haber "aprovechado el momento" pensando en un hipotético futuro.
Es imposible afrontar un reto personal como puede ser la iniciativa "Kilómetros x Investigación" si pensamos en el largo camino que nos queda por delante para conseguirlo. En mi opinión, esta forma de pensar nos llevaría a un fracaso seguro.
La única forma de poder "atacarlo" es avanzando día a día, marcándose objetivos a corto plazo que nos acerquen a la meta final que -quizás- nunca lleguemos a cruzar. Como digo arriba, el mañana no existe... Carpe Diem.


Por otra parte, también pienso que la única forma de avanzar es con la cabeza alta y la vista al frente, siempre fijada en el horizonte. Creo que es un arma de supervivencia que tenemos los seres humanos para mantener la ilusión intacta.
Cada cual tiene sus objetivos, sus motivaciones, sus metas... y esa vista fijada en el horizonte que elija para que la llama que ilumina la ilusión permanezca viva.
Todas las posibilidades, siempre que sean lícitas, son igual de válidas.


Ayer mientras corría -como suele ser costumbre- mi cabeza empezó a cabilar.
A medida que sumaba kilómetros una nueva idea se gestaba y tomaba forma en mi mente para -si el destino me da la oportunidad de llevar a buen puerto esta iniciativa- poder seguir aportando durante el próximo año mi esfuerzo y una parte de mi vida, con el fin de que la beca de Vanesa Cepas se prorrogue en el tiempo.
De los 17 kilómetros recorridos ayer, nace "Kilómetros x Investigación II".
En líneas generales seguirá con el mismo formato de "apadrinamiento" de kilómetros pero la forma de completarlos variará alternando la carrera con la bicicleta. Con la vista al frente, mi compromiso para el año 2017 será:
  • Recorrer 1.676 kilómetros a pie, los cuales se "venderán" a 1€ para conseguir 1.676€
  • Recorrer 10.000 kilómetros en bicicleta, los cuales se "venderán" a 0,50€ para conseguir 5.000€
De esta forma reuniremos los 6.676€ necesarios para poder financiar la beca de Vanesa durante otros doce meses... Mientras llega el momento, Carpe Diem.

1 comentario:

  1. Hola Héctor tu cabeza no deja de pensar y me acuerdo, cuando podía caminar e iba desde mi pueblo Carrocera hasta Sotrondio caminando, que para mi era lo suyo ya de aquella, me gustaba pensar y pensaba en muchas cosas y algunas de ellas se han hecho realidad. Por eso te animo a que sigas pensando, pues la mente es el músculo, junto con el corazón que más fuerza tienen.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar