14 de agosto de 2014

RETOS

Comienzo esta entrada con un texto que no es mío, pero que adopto como tal:


"Siempre he creído que cuando alguien se plantea un reto, él mismo debe ser el primero en tener dudas de si será capaz de conseguirlo; de otra manera, no es realmente un reto. Los verdaderos retos son aquellos que te hacen ir más allá de tus límites, los que a priori parecen inalcanzables, los que sabes que te pondrán contra las cuerdas y te harán dar más de lo que crees que serás capaz.
Si algo me ha enseñado la vida es que los límites en realidad no existen, al menos no en términos absolutos. Cada persona tiene un límite pero, por lo general, éste se encuentra mucho más lejos de lo que creemos. Los límites en el deporte, así como en la vida, a veces sólo se encuentran en nuestro interior y basta con ponerlos a prueba para darse cuenta de que en el fondo no era "nuestro límite", sino simplemente una prueba más a vencer".


Hablando de retos, el próximo 6 de septiembre me espera uno que, a decir verdad, me tiene un poco "acojonao". Los amigos del Mirador del Angliru, en su empeño de colaborar con el IUOPA (Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias) me hicieron llegar una propuesta con la que poder darle un poco de tirón al tema. De una conversación de esas que comienzan como si nada, surge la iniciativa Es difícil vencer a quien nunca se rinde. Dicho de otra forma, una iniciativa con la que éste que escribe se ha comprometido a completar corriendo la distancia que separa Pola de Laviana con la mítica cima del Angliru, con rampas de hasta el 23%.


Un reto que me ilusiona, a la par que me hace recular cada vez que pienso en la magnitud del mismo. Como sabéis los que seguís este espacio, llevaba mucho tiempo sin actividad.  Un parón que seguro me pasará factura cuando los kilómetros se vayan acumulando en mis piernas el próximo mes de septiembre pero que, por otra parte, le dará más valor a una propuesta a la que ni supe, ni quise negarme.
Pasito a pasito, estoy volviendo a la senda buena. He vuelto al camino por el que me gusta transitar y que siempre me lleva a lugares que me hacen sentir muy bien.
Como dice una de las frases del texto con el que encabezaba esta entrada, los verdaderos retos son aquellos que te hacen ir más allá de tus límites, los que a priori parecen inalcanzables, los que sabes que te pondrán contra las cuerdas y te harán dar más de lo que crees que serás capaz (...) Sin duda, éste será uno de ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario