11 de junio de 2014

MIZUNO WAVE HITOGAMI

Soy sincero y, a pesar de haber utilizado durante quince años de mi vida zapatos ortopédicos para corregir mis numerosos defectos en los pies (los otros no tienen corrección posible), a día de hoy puedo correr con casi cualquier cosa que traiga un buen control de pronación. Podríamos decir que no soy un buen testador, ni lo pretendo. Para eso ya hay gente que se dedica profesionalmente a ello y/o otros que usan los foros y redes sociales para "sentar cátedra" publicando sus teorías.


Por eso, simplemente me limitaré a compartir en estas líneas el artículo publicado en la página 79 de la revista Runners en su edición del mes presente sobre las últimas zapatillas que, gracias a la confianza depositada en mi persona por parte de la gente de Mizuno, han caído en mis pies. Ni más ni menos que las mismas que usa Javier Gómez Noya en sus entrenos rápidos y competiciones.


Las Wave Hitogami han sido elegidas por la prestigiosa revista dirigida por Martín Fiz como Mejor Debut de esta temporada. La nueva Hitogami reemplaza a otras dos, la Musha y la Ronin. Mientras que esta es ligeramente más pesada que ambas, su firme amortiguación hace que sea muy adecuada para las carreras de media distancia. La suela pone toda su superficie en contacto con el suelo, para proporcionar una pisada estable pero con más respuesta, porque además utiliza su última tecnología en la media suela, U4ic. Su ajuste es amplio.
Peso: 215g (H); 167g (M)
Altura: 27.7mm (talón); 18.3mm (punta)


Personalmente puedo decir que -a pesar de adaptarme a prácticamente todo- en mi caso me resulta muy difícil encontrar zapatillas que se ajusten a mi morfología con facilidad, ya que los modelos con control de pronación suelen ser para gente pesada y los que nos movemos en torno a los 65 kg nos encontramos con un problema a la hora de encontrar zapatillas ligeras para usar en entrenos rápidos y competiciones.
Las Wave Hitogami son aptas para todo tipo de corredores, incluso para pisada con pronación (como es mi caso y el del Gran Gómez Noya).
Otra cosa que me ha llamado mucho la atención es su ajuste polivalente, ya que las zapatillas ligeras -por lo general- suelen venir con una horma muy estrecha, cosa que para mí -que tengo el pie plano- es otro handicap con el que me encuentro habitualmente. Con este modelo he conseguido resolver este problemilla. 
Agradeciendo públicamente una vez más a la gente de Mizuno el hecho de haber pensado en mí para proporcionarme zapatillas by the face, próximamente compartiré (que no "sentaré cátedra") mis humildes impresiones con el resto de modelos que me han hecho llegar: Wave Inspire 9 y Wave Ascend 8.


Por cierto, las Mizuno Wave Hitogami serán mis compañeras el próximo día 29 en las duras rampas que unen Covadonga con Los Lagos... ¡13,5 km más para seguir exprimiéndolas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario