26 de mayo de 2014

SÍ ME GUSTAN LOS LUNES

En la entrada anterior compartía un capítulo sacado del libro Efecto Maratón y hoy me gustaría continuar haciendo lo propio, publicando en estas líneas un pequeño fragmento rescatado del Capítulo 5:

Es lunes, sinónimo de comienzo. Pero no sólo arranca una semana. Arranca la semana (...) a mí me encantan los lunes. El primer día de la semana, marca el arranque de algo, el origen, el principio, el génesis. Nos determina y nos influye en cuanto a calendarios, tiempos laborales y, en consecuencia, en lo que respecta a ritmos vitales. Siempre que vas a quedar con alguien a la semana siguiente acuerdas con él llamarle el lunes para ver cuándo os veis. Cada vez que nos proponemos un asunto, un reto, un objetivo, nos decimos "el lunes empiezo". Nuestra existencia no es más que una noria que va haciendo círculos concéntricos una y otra vez. Todos ellos empiezan y acaban en este día (...)


Personalmente, he decir que también me gustan los lunes. ¿Por qué no?
Mi forma de ser (y de actuar) hace que siempre comience la semana inmerso en numerosos proyectos que me mantienen activo y -sobre todo- vivo y válido para una sociedad que, más que nunca, nos necesita unidos.
Esta mañana he realizado un ingreso por valor de 888€ (800 + 88) a la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística, circunstancia que me hace pensar que los lunes merecen mucho la pena si uno intenta y trabaja con empeño para que así sea.
La mano que te da unas rosas siempre conserva un poco de fragancia. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario