18 de mayo de 2017

42,195 KILÓMETROS "POR ENOL"

Uno de los handicaps con los que tengo que lidiar a diario para intentar llevar a buen puerto el reto de completar 24 maratones (sub 3 horas) en un año, es tener que estar continuamente pensando en el siguiente asalto a los 42,195 km.
Previo paso por las instalaciones de Audi Astur Wagen Gijón (26/05/2017), el 4 de junio intentaremos el decimotercero en la Maratón de Laredo...


1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado
Enol Suárez tiene una distrofia muscular por déficit de merosina.
Vecino de El Entrego, este joven de diecisiete años se tiene que desplazar regularmente al Hospital San Juan de Dios (Barcelona) para poder llevar a cabo sus revisiones, con los numerosos gastos que esta situación origina a su familia. 
La próxima visita está programada para el 14 de junio de este año...


Por ello, usando como escenario la Maratón de Laredo (mi decimotercero asalto a los 42,195 kilómetros sub 3 horas del año) que se celebrará el próximo 4 de junio de 2017, llevaré a cabo este nuevo proyecto deportivo/solidario, con el que intentaré aportar mi granito de arena a una causa tan justa como ésta.


Para ello -lejos de únicamente colocarme el dorsal y correr- intentaré que cada uno de mis pasos tenga un significado especial y sirva para ayudar a la causa. 
De esta forma, vuelve el proyecto 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.
Como ya hiciera en las maratones de Zaragoza, La Coruña y Vitoria, la idea es tomar la salida de la prueba en última posición y por cada participante adelantado donar un euro, en este caso a la familia de EnolComo se suele decir, en el dar está la recompensa.

Contando con vuestra colaboración, en La Coctelera de May se ha habilitado una hucha donde podéis dejar vuestro apoyo a esta iniciativa.



15 de mayo de 2017

LA UNDÉCIMA DEL AÑO

951 PUESTOS GANADOS = 951 EUROS DONADOS

Sábado 13 de mayo 2017
7:00 horas y suena el despertador. Toca levantarse. Por delante un día duro. 
La historia se repite y mientras me tomo el café, ordeno mi cabeza...
Tras pasar por casa para darle un beso a mi madre y soltar un poco las piernas, me doy una buena ducha antes de ir a trabajar. De 13:00 a 22:00 toca ganarse la vida en Forum Sport.
A las 21:30 horas -tras haber usado únicamente media hora para comer, con el fin de ganarle tiempo al reloj- ya con los deberes hechos, toca viajar a Vitoria.
Esta vez serán mi cuñado Sito y mi buen amigo Raúl quien me acompañen y dejen a un lado su vida para ayudarme... ¡Gracias de corazón!
Esperando que no haya novedad en el trayecto (que la habría) y todo vaya según lo previsto (que no lo fue), emprendemos la ruta con el fin de llegar lo más pronto posible a tierras vascas. Un pequeño alto en el camino para comer unos bocadillos -a una hora de llegar a Vitoria- es la única parada que hacemos.


Domingo 14 de mayo 2017
Pasan unos minutos de la una de la madrugada cuando -por fin- llegamos a Vitoria. El navegador de la Renault Scenic en la que viajamos marcaba como destino la Calle Picasso nº 13, dirección donde supuestamente estaría ubicado el hotel que habíamos contratado...
Como digo arriba no todo iría según lo previsto y es que, tras dar muchas vueltas a la manzana en busca de nuestro destino, nos dimos cuenta de que un fallo de logística (risas, muchas risas) hizo que el hotel estuviera contratado en... ¡Bilbao!


Tras barajar varias alternativas (incluso la de pasar la noche en el coche), tenemos la suerte de encontrar un hotel en el que poder descansar un poco...
El reloj marca las 2:30 h. cuando por fin me meto en la cama... ¡Menuda paliza!
¡Hay que intentar dormirse rápido!, pienso... A las 7:00 horas sonará la alarma del teléfono y tocará volver a "vestirse de guerrero" para -sobrado de motivos y motivaciones- intentar llevar a buen puerto la undécima maratón (sub 3 horas) del año, la tercera sin tener que "correr sin moverme del sitio" sobre una cinta.
Café compartido con varios amigos antes de comenzar a correr, sabe mejor.


El reloj marca las 9:00 horas en punto cuando la organización anuncia la salida de los más de 5.000 deportistas que -repartidos entre las distintas distancias y modalidades habilitadas- nerviosos e ilusionados teñíamos de colorido la zona.


Como ya había comentado, mi idea -al igual que en las maratones de Zaragoza y La Coruña- era la de comenzar a correr en última posición y por cada corredor adelantado donar un euro, en este caso a la Fundación "Josep Carreras".
De los más de 5.000 participantes mencionados, "únicamente" 976 tomaríamos la salida de la maratón. El resto lo harían en las pruebas de 10 y 21,097 kilómetros.
Por ello -intentando ser lo más "legal" posible con la iniciativa y viendo que salir el último de esos 5.000 participantes tampoco sería justo para mí- decido hacerlo en un punto intermedio, a la altura del cajón habilitado para el grupo de las 5 horas.


Teniendo en cuenta que el próximo día 26 de mayo intentaré el duodécimo asalto del año (cuarto del mes) a los 42,195 kilómetros y nueve días después haré lo propio con el décimo tercero en la Maratón de Laredo, tenía que gestionar las fuerzas para "batirme el cobre" sin vaciarme en el intento. Mis 02:53'39'' y una media de únicamente 154 p.p.m. me dicen que corrí muy inteligentemente.


Los primeros kilómetros siempre son un caos hasta que la serpiente multicolor se estira y la carrera pone a cada uno en su sitio. Yo me uno al grupo de la liebre portadora del globo de las tres horas donde viajo hasta el kilómetro 10, momento en el que decido irme hacia adelante en solitario y hacer mi carrera, para evitar posibles caídas generadas por la acumulación de gente en el grupo. Al paso por el kilómetro 14 me alcanza Emilio José Gámez, un atleta de Sabadell con el que comparto varios kilómetros. Un placer.
Con la musculatura resentida por las "batallas" libradas hasta la fecha pero con la experiencia que uno va adquiriendo en este tipo de distancias, voy de menos a más para -ganando varias posiciones en la última parte del trayecto- cruzar la meta en el puesto 25º que -teniendo en cuenta las condiciones en las que tomaba la salida- como ya experimenté en las maratones de Zaragoza y La Coruña, sabe a "medalla de oro".


Tras la carrera, merecida parada en Castro Urdiales para repostar...


De vuelta para casa, antes de caer rendido en el asiento trasero de la Scenic, me sentía bien y pensaba... Pensaba que esa mañana había corrido por Mauro, por Manu y por todos los enfermos de Leucemia... Por sus familiares y amigos... Por todos los que me acompañáis en esta aventura... Por TI... Por MÍ.


Lunes 15 de mayo 2017
Muy honradamente -a través de la plataforma www.migranodearena.org- hacía el ingreso de los 951€ que serán destinados a la lucha contra la Leucemia, principal meta de este undécimo asalto (sub 3 horas) del año a los 42,195 km.
Sólo me queda mostrar mi más sincero agradecimiento a TODOS (empresas y particulares) los que habéis arrimado el hombro para que esta aportación sea posible... ¡Lo HEMOS conseguido! 



Como escribía en entradas anteriores, para llegar hasta aquí hay que ser muy honrado con uno mismo y sacrificarse mucho... En todos los sentidos.
No quisiera terminar esta entrada sin mencionar a toda esa gente que -de una forma u otra- apoya la causa y alimenta mi ILUSIÓN por conseguir un reto deportivo que -con los cuarenta acechándome- no deja de ser más que una motivación para intentar seguir dándole motivos a la VIDA... Mi vida.

El mismísimo Martín Fiz -uno de los más grandes de este deporte- fue testigo de cómo un deportista popular como yo completaba ayer su undécima maratón (la tercera del mes) sub 3 horas del año.
Hoy me siento en la necesidad de expresar que hay que tenerlos muy cuadrados para afrontar los 42,195 km en las condiciones en las que lo estoy haciendo...

¡LA UNDÉCIMA TA FECHA!


"Sólo hay dos maneras de vivir tu vida. Una es como si nada fuera un milagro. La otra es como si todo fuera un milagro."


11 de mayo de 2017

EN BUSCA DEL ECUADOR

"Hay que tener aspiraciones elevadas, expectativas moderadas y necesidades pequeñas" (William Howard Stein).
Yo, que aspiro a completar el domingo mi undécima maratón (sub 3 horas) del año en Vitoria, con expectativas que no vayan mucho más allá de intentar ser feliz, necesito una pequeña ayuda.
Recordar que podéis echarme un cable en la web www.migranodearena.org


Uno de los handicaps con los que tengo que lidiar a diario para intentar llevar a buen puerto el reto de completar 24 maratones (sub 3 horas) en un año, es tener que estar continuamente pensando en el siguiente asalto a los 42,195 kilómetros... Cabeza alta y vista al frente, siempre fijada en el horizonte.

Como sabrás, a veces pensamos que sólo podemos perder aquello que es visible, y nos olvidamos de lo que todavía no es pero que podría llegar a ser.
Los sueños, por ejemplo, también nos pertenecen. No podemos permitir que atraviesen nuestro corazón y no perseguirlos, dejarlos escapar. Por ello, si todo va según lo previsto y no hay novedad el domingo en Vitoria, mi siguiente paso en mi gran sueño como atleta, que no es otro que correr para ayudar a aquellos que lo necesitan, tendrá lugar el próximo 26 de mayo en la ciudad de Gijón.
Si eres uno de los que persiguen sus sueños, de los valientes, de los que quieren un mundo mejor, de los que no se conforman, de los que creen que ninguno de nosotros es mejor que todos nosotros juntos, entonces toma nota porque te espero próximamente en las Instalaciones de Audi Astur Wagen Gijón.


La decimosegunda maratón será muy especial porque tú también podrás sumar kilómetros conmigo. Por cada kilómetro solidario que reunamos, Astur Wagen donará dos euros a la Fundación Josep Carreras de lucha contra la Leucemia.
Puedes unirte a esta iniciativa del día 15 al 25 de mayo, de lunes a viernes de 9:30 a 13:30 y de 16:00 a 20:00 y el sábado de 10:30 a 13:30 horas en las Instalaciones de Audi Astur Wagen Gijón (C/ Ramón Areces nº1).
Sin ninguna duda, un pequeño gesto puede ser el origen de un gran logro.


Pensemos en un tapiz rodante, si no caminamos o corremos nos caemos.
Necesitamos el movimiento para definirnos, y necesitamos una fuerza para movernos. Esa fuerza la podemos construir todos juntos.

P.D. Muy agradecido a Fran Fernández por creer en mí... En mis sueños.

9 de mayo de 2017

NOVENA Y DÉCIMA DEL AÑO

Promueve lo que te encanta en lugar de atacar lo que no te gusta y el mundo funcionará mejor...


Lunes 1 de mayo 2017
"Día del Trabajador" que aprovechaba para enfundarme el mono de faena...
La Sidrería El Escalón (La Felguera) sería el escenario elegido para llevar a cabo esta novena maratón (sub 3 horas) del año. Laura y Eloy -que ya habían puesto su granito de arena para hacerme más fácil mi participación en la Maratón de La Coruña- me abrían las puertas de su casa de par en par... ¡Geniales!


Faltaba un minuto para que el reloj marcara las 11:30 horas cuando comenzaba a correr. Manu, un campeón de ocho años transplantado de médula ósea, me recordaba el motivo principal por el que me subía -una vez más- al tapiz rodante.
Mientras tanto, en una cinta ubicada en la terraza de la sidrería, la gente sumaba kilómetros desde las 11:00 horas, con el fin de completar una maratón paralela a la mía. Niños, adolescentes y personas de todas las edades quisieron destinar una parte de su VIDA a la lucha contra una enfermedad que nos ataca sin piedad.



Siempre acompañado de "los míos", pendientes de que no me faltara de nada y preocupados porque mi salud no decaiga, sumaba kilómetros sobre una cinta que venía con sorpresa, ya que estaba programada para que cada veinticinco minutos se detuviera, teniendo que realizar varias paradas obligatorias que me cortaban el ritmo (que no las ganas). Por ello, con el fin de compensar el tiempo perdido, me vería obligado a correr a una velocidad de 15 km/h durante casi tres horas.




Entre canciones del gran Chiqui Carrasco, sidras y vermús, 2 horas y 49 minutos después completaba los 42,195 kilómetros previstos.


Una vez más, es de justicia mencionar que lo verdaderamente importante y destacable no es haber conseguido completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas. Lo verdaderamente importante y destacable es que -usando como herramienta el hecho de completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas- tras los 7059€ recaudados en las ocho maratones anteriores- se hayan conseguido reunir 1.500 euros más que -con toda la humildad y honradez del mundo, como debe de ser- ya han sido depositados en las arcas de la Fundación Josep Carreras de lucha contra la Leucemia.


Cuatro meses después de comenzar con esta aventura de intentar completar 24 Maratones Solidarias (sub 3 horas) en un año, celebraba que...

¡LA NOVENA TA FECHA!


Viernes 5 de mayo 2017
Cuatro días después de bajarme de la cinta ubicada en El Escalón, volvía a subirme a la que me habían colocado a la entrada del Mavericks Café (Oviedo).
Un poco resentido a nivel muscular, pasados cuatro minutos de las 19:00 horas, comenzaba a correr en busca del décimo asalto del año a los 42,195 kilómetros.
Al igual que cuatro días antes, mismos objetivos... Misma lucha.


Muy agradecido a todo ese grupo de gente que me arropan ofreciéndome su cariño y apoyo incondicional, voy completando kilómetros mientras -cuando lo necesito- les busco con la mirada... No todos los días uno tiene el cuerpo (ni la cabeza) dispuestos a completar una maratón y hay que empujarlos con todos los medios que uno tiene al alcance... Belo, como en otras ocasiones, sería un gran apoyo y haría que con sus letras me evadiera un poco de "mi mundo" interior.


2 horas y 52 minutos invertiría en completar esta nueva maratón, que me sitúa un poco más cerca del objetivo previsto. Como canta Luis Fonsi, pasito a pasito...


Casi tres horas de esfuerzo desinteresado con los que conseguíamos reunir 440,53 euros más, que serán destinados a la lucha contra la Leucemia a través de la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado, que llevaré a cabo el domingo en Vitoria, con motivo de mi participación en la Maratón "Martín Fiz".
Como ya hiciera en las maratones de Zaragoza y La Coruña, tomaré la salida de la prueba en última posición y por cada participante adelantado donaré 1 euro, en este caso a la Fundación Josep Carreras. En el dar está la recompensa.


El viernes, tras bajarme del tapiz, me sentía en la obligación de mencionar a toda esa gente que -de una forma u otra- apoya la causa y alimenta mi ILUSIÓN por conseguir un reto deportivo que -con los cuarenta acechándome- no deja de ser más que una motivación para intentar seguir dándole motivos a la VIDA... Mi vida.
Pocas cervezas saben tan bien como las que uno se toma sintiéndose válido.


Por si alguien aún no lo tuviera claro, yo corro por chavalinos como Manu. Pequeños GRANDES héroes que me motivan a levantarme todas las mañanas.
Para la gente normal, aquellos que no tienen el corazón podrido, fácil de entender... Los ojos se fían de ellos mismos, las orejas se fían de los demás.


Ilusionado (y quizás algo iluso) yo sigo a lo mío. De momento puedo gritar...

¡LA DÉCIMA TA FECHA!

5 de mayo de 2017

9 MARATONES = 8.559 EUROS

El lunes completaba la novena maratón del año y esta tarde, cuatro días después, intentaré hacer lo propio con el décimo asalto del año a los 42,195 kilómetros.
Mi cuerpo (cada vez más pequeño) empieza a notar la acumulación de esfuerzos y, como si de un tejado viejo se tratara, comienza a tener las primeras goteras.
Músculos que protestan por hacerles trabajar tanto y tendones inflamados (nada importante por otra parte) me recuerdan que el hecho de intentar completar 24 maratones (sub 3 horas) en un año, no va a ser tarea fácil. Eso ya lo sabía...


Hace un tiempo leí que todo el que disfruta cree que lo que importa del árbol es el fruto, cuando en realidad es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan.
Yo que creo en lo que hago (y a veces hasta disfruto), me siento muy orgulloso de poder compartir en estas líneas los datos que arrojan estas primeras nueve maratones completadas. 380 kilómetros que se han traducido en 8.559 euros, los cuales han sido repartidos de la siguiente manera:
- Asociación Galbán (lucha contra el Cáncer Infantil): 4.752€
- Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística: 2.307€
- Fundación Josep Carreras de lucha contra la Leucemia: 1.500€

Estoy muy satisfecho por lo que estoy consiguiendo. No tengo mucho que dar, por eso ofrezco mi tiempo y mi esfuerzo... Ilusionado (y quizás iluso), sigo a lo mío.


La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño...

30 de abril de 2017

MAYO, MES DE MARATONES vs LEUCEMIA

Despedimos abril y recibimos el mes de mayo, que se presenta movidito.
Durante este periodo intentaré completar cuatro maratones (sub 3 horas) que, si no hay novedad, me situarán en el ecuador de las 24 previstas para este año.


Tres de ellas serán sobre un tapiz rodante:
  • Día 1: Sidrería El Escalón (La Felguera)
  • Día 5: Mavericks Café (Oviedo)
  • Día 26: Astur Wagen (Gijón)
La cuarta, el día 14 en Vitoria participando en la Maratón "Martín Fiz".

Todas tendrán como finalidad la lucha contra la Leucemia a través de la Fundación "Josep Carreras", motivo por el que hemos diseñado una camiseta que podéis adquirir al precio de 10€, cuyos beneficios irán destinados a la causa. 



1 PUESTO GANADO = 1 EURO DONADO

Usando como escenario la Maratón "Martín Fiz" (mi undécimo asalto a los 42,195 kilómetros sub 3 horas del año) que se celebrará el próximo 14 de mayo de 2017, llevaré a cabo este nuevo proyecto deportivo/solidario, con el que intentaré aportar un nuevo granito de arena a la lucha contra la Leucemia.
Para ello -lejos de únicamente colocarme el dorsal y correr- intentaré que cada uno de mis pasos tenga un significado especial y sirva para ayudar a la causa. 
De esta forma, vuelve el proyecto 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.
Como ya hiciera en las maratones de Zaragoza y La Coruña, la idea es tomar la salida de la prueba en última posición y por cada participante adelantado donar 1 euro, en este caso a la Fundación Josep CarrerasComo se suele decir, en el dar está la recompensa.


Para ello he creado un reto en la plataforma www.migranodearena.org, donde podéis colaborar directamente con la causa, cosa que me facilita mucho las cosas porque únicamente tengo que ocuparme de hacer lo que me gusta, que es correr.


Hay "señales" que alguien envía de vez en cuando para que uno no pierda la perspectiva del porqué de las cosas...
Ayer el facebook me recordaba esta foto del año 2012, que recoge el momento en el que arrojaba las cenizas de mi padre en el nacimiento del Río Nalón. 
Desde entonces sus aguas brillan con más fuerza... Intentar completar 24 Maratones Solidarias (Sub 3 horas) en un año me motiva para seguir viviendo.


26 de abril de 2017

LA OCTAVA DEL AÑO

816 PUESTOS GANADOS = 816 EUROS DONADOS

Sábado 22 de abril 2017
6:45 horas de este penúltimo sábado de abril y antes de que suene el despertador ya tengo los ojos como platos. Toca levantarse. Por delante un día duro.
Mientras me tomo el café, ordeno mi cabeza. La historia se repite.
Tras cargar el depósito de diésel, adecentar la furgoneta, pasar por casa para darle un beso a mi madre y soltar un poco las piernas, me doy una buena ducha antes de ir a trabajar. De 12:00 a 22:00 toca ganarse la vida en Forum Sport.
Tras una larga jornada, ya con los deberes hechos, toca viajar a La Coruña. Mayte me acompaña... ¡Gracias guapetona!
Una avanzadilla formada por un gran grupo de amigos nos esperará para hacer más bonito y gratificante este octavo asalto (sub 3 horas) del año a los 42,195 kilómetros... Como Loquillo, yo también tengo "mi banda de Rock&Roll".
Esperando que no haya novedad en el trayecto y todo vaya según lo previsto, emprendemos la ruta con el fin de llegar lo más pronto posible a tierras gallegas.
Un pequeño alto en el camino para comer una empanada -a treinta minutos de llegar a La Coruña- es la única parada que hacemos. Sin prisa pero sin pausa.

Domingo 23 de abril 2017
Faltan unos minutos para que el reloj marque la una de la madrugada cuando -por fin- estacionamos la furgoneta en un parking cercano al hostal donde pasaríamos lo poco que me quedaba de noche. Yo, que soy muy del refrán allá donde fueres haz lo que vieres, me tomo un Cola Cao made in Galicia antes de acostarme.


El reloj marca las 2:15 h. cuando por fin me meto en la cama... ¡Menuda paliza!
¡Hay que intentar dormirse rápido!, pienso... A las 7:00 horas sonará la alarma del teléfono y tocará volver a "vestirse de guerrero" para -sobrado de motivos y motivaciones- intentar llevar a buen puerto la octava maratón (sub 3 horas) del año, la segunda sin tener que "correr sin moverme del sitio" sobre una cinta.
Mi cuñado Manuel me espera en la recepción del hostal para tomar un café...


Pasan cinco minutos de las 8:30 horas cuando la organización anuncia la salida de los 855 atletas que -cada uno con sus objetivos- teñíamos de colorido la zona.
Raúl, Fran, Paula, Alfredo, Bea, Borja, Sergio y Manuel son testigos de honor.
Como ya había comentado en anteriores ocasiones, mi idea era la de comenzar a correr en última posición y por cada corredor adelantado donar un euro a la Asociación Galbán (lucha contra el Cáncer Infantil). Y así lo hice...


Teniendo en cuenta que el próximo día 1 intentaré el noveno asalto del año a los 42,195 kilómetros y cuatro días después haré lo propio con el décimo, tenía que gestionar las fuerzas para "batirme el cobre" sin vaciarme en el intento.
Mis 02:53'29'' según datos oficiales de la organización (02:48´43´´ y  una media de 153 p.p.m. según datos de mi gps) me dicen que corrí muy inteligentemente.


Los primeros kilómetros son un caos hasta que al paso por el km 3 alcanzo a la liebre portadora del globo de las 3 horas donde viajo hasta el kilómetro 20, momento en el que decido irme hacia adelante en solitario y hacer mi carrera para evitar posibles caídas generadas por la acumulación de gente en el grupo.
Con la musculatura resentida por las "batallas" libradas hasta la fecha pero con la experiencia que uno va adquiriendo en este tipo de distancias, voy de menos a más para -ganando varias posiciones en la última parte del trayecto- cruzar la meta en el puesto 39º que -teniendo en cuenta las condiciones en las que tomaba la salida- como ya experimenté en Zaragoza, sabe a "medalla de oro".


Tras la carrera, comida de las de quitarse el sombrero con "mi banda de Rock&Roll" formada por un grupo de amigos que dejaron a un lado su vida para acompañarme, haciéndome sentir como en casa a pesar de estar a más de 300 kilómetros de la tierra. El mundo es un lugar maravilloso, lleno de gente buena.


De vuelta para casa, tumbado en el asiento del copiloto de mi furgoneta me sentía bien y pensaba... Pensaba que esa mañana había corrido por Aitor, por Mauro, por Manu y por todos los niños enfermos de Cáncer... Por sus familiares y amigos... Por todos los que me acompañáis en esta aventura... Por TI... Por MÍ.

Lunes 24 de abril 2017
Muy honradamente, como debe de ser- hacía el ingreso de los 816€ prometidos, que serán destinados a la lucha contra el Cáncer Infantil, principal meta de este octavo asalto (sub 3 horas) del año a los 42,195 kilómetros.
Sin querer demostrar nada -con el fin de mostrar públicamente la realidad como es- 816€ para los que, a pesar de contar con colaboraciones de empresas y particulares, tuve que arrimar dinero de mi propio bolsillo. Mi maltrecha cuenta bancaria se resiente en la misma proporción que mi riqueza interior crece.
Como escribía en la entrada anterior, para llegar hasta aquí hay que ser muy honrado con uno mismo y sacrificarse mucho... En todos los sentidos.


Para terminar, solo me queda mostrar mi más sincero agradecimiento a TODOS los que habéis arrimado el hombro para que esta aportación haya sido posible.
En EQUIPO, como suelen salir mejor las cosas... ¡Lo HEMOS conseguido!








"Una persona no puede escoger directamente sus circunstancias, pero sí puede escoger sus pensamientos y darle forma a sus circunstancias indirectamente y con seguridad." (James Allen)


¡LA OCTAVA "TA FECHA"!