20 de enero de 2017

UN TIPO RARO

Soy un tipo raro, lo sé.
Soy una persona que necesita de estímulos constantes para no caer en la peligrosa rutina, la misma que en anteriores etapas de mi vida quiso (y consiguió) aguarme la fiesta. No necesito ser entendido. Con ser respetado me conformo.
Me hice fuerte. Si te dejas llevar por lo que dicen, acabas por recular. Te condenas a pasar el resto de tu vida atado al que dirán, a una existencia planificada según lo establecido. Si te plantas, dices que no y luchas por hacer lo que te gusta, por raro que sea, coges confianza en ti mismo y acabas siendo lo que de verdad quieres ser. De un tiempo a esta parte, he comprendido que a menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo.


De la mano de María Morán, el pasado domingo tenía la oportunidad de comentar en el programa Play Vinx de Telecable cómo -a través del deporte- me he convertido en una persona mucho mejor de lo que era. Durante el transcurso de la misma, María me preguntaba el motivo por el cual desde hace un tiempo he decidido llevar el deporte más allá de la competición, usándolo como herramienta para ayudar a los que más lo necesitan. Mi respuesta fue clara y contundente:
"En ayudar a los que más lo necesitan... ¡Y en ayudarme a mí!"


Creo que soy buena persona pero no soy ningún ángel. Me ayudo a mí mismo porque este tipo de VIDA me mantiene VIVO, me obliga, me motiva y me incentiva a entrenar. Me aporta en mi día a día... Soy un tipo raro, lo sé.
Necesito sentir a diario "la soledad del corredor" porque es el momento del día en el que estoy conmigo mismo, me escucho y me comprendo (al menos lo intento).
Soy consciente de que el trayecto elegido me ha llevado a dejarme en el camino muchas cosas, incluso personas importantes en mi vida. Tan consciente como que si tuviera que volver a la "línea de salida" volvería a hacer lo mismo.
El hecho de que un deportista popular y anónimo como yo haya conseguido -a base de mucho esfuerzo, constancia, compromiso e ilusión- tener la capacidad de gestionar algo más de 100.000€ (que han sido generados de donaciones de terceros) pienso que significa que algo se haya hecho bien durante los últimos cinco años. Por ti, por mí... ¡Y por todos mis compañeros!


¿Y si pudieras asociar la zona de confort al dolor de no avanzar en la vida, de estancarte y dejar de ser feliz?
La única manera de progresar en la vida es poniéndote incómodo para obtener nuevas habilidades que nos lleven a resultados distintos.
Por lo tanto, para ser feliz tienes que estar incómodo.
Matarse a entrenar. Sufrirte a ti mismo. Inventarse una razón que le dé sentido...


"Si no diseñas tu propio plan de vida, probablemente caigas en el plan de otra persona. Y adivina qué han planeado para ti. No mucho". Soy un tipo raro, lo sé.

10 de enero de 2017

LA PRIMERA DEL AÑO

"Un hombre sólo debe avergonzarse cuando sus palabras sean mayores que sus actos. Somos lo que hacemos y no lo que decimos que haremos."
Por ello, quise empezar el año haciendo méritos para seguir demostrando que el movimiento se demuestra andando (o corriendo sobre un tapiz rodante).
Fue el pasado 2 de enero, fecha elegida para intentar llevar a cabo una iniciativa en la que el deporte y el Rock&Roll se fusionaban por una buena causa.


No se trataba de ser ni mejor ni peor que nadie. Seguro que hay mucha gente en el mundo capaz de completar un maratón en una cinta mucho más rápido que yo.
Se trataba de hacer lo que hicimos. Juntarnos para apoyar una idea en beneficio de la lucha contra el cáncer infantil que desarrollan desde la Asociación Galbán.
Mientras llevaba a cabo la iniciativa, pensaba que correr un maratón es duro (...)
Completar 42,195 kilómetros sobre un tapiz rodante, es más duro aún si cabe (...)
Sentía que correr un maratón en una cinta, con las condiciones de calor existentes en el local y el bullicio generado alrededor de la causa, en el que hasta un "¿cómo estás?" de tu madre te llega a "molestar"... ¡Es muy duro!
Pero si realmente lo comparas o piensas en los niños que en ese momento estaban ingresados en el HUCA, es una tontería. De eso no muere nadie.
Por ello, los valientes no somos los que corremos. Ese título les pertenece a los que día a día le plantan cara al bicho y le miran fijamente a los ojos, con respeto pero sin miedo. Los demás sólo aportamos pequeñas dosis de esperanza.


Al día siguiente -a primera hora, como debe de ser- dejaba depositados en las arcas de la Asociación Galbán los 500€ recaudados con la iniciativa.


Como decía antes -y a modo de resumen- puntualizo que correr un maratón sobre un tapiz rodante se hace duro. Son dos 2 horas y 58 minutos sudando en unas condiciones de calor extremas, en las que te dejas en el camino casi 4.000 calorías que te secan en vida... Pero es un "sufrimiento consentido" que no mata.
Duro de verdad es ver a un niño luchar contra un cáncer que -cobarde como de costumbre- ataca por la espalda sin avisar... Y en ocasiones, mata.
Tan cierto como que las individualidades pueden ganar partidos pero no campeonatos y que sin un buen trabajo en EQUIPO no se consiguen resultados.


¡SEGUIMOS!

24 de diciembre de 2016

ADIÓS 2016... ¡HOLA 2017!

Un hombre creativo está motivado por el deseo de superarse, no por el deseo de ser mejor que los demás.



El deporte en general nos exprime, nos hace padecer hasta el punto de que un trago de agua fresca en un día de calor sea más placentero que el mejor sexo, que una fruta insípida en mitad de una pájara sea el medicamento más potente del universo. El deporte bien llevado debe conducirnos hacia la humildad, a necesitar menos para tener más, que es el principio básico de todo buen fondista, y a saber que algo pequeño esconde algo grande, sin necesidad de que la vida tenga que forzarte la máquina hasta el fondo para que sepas apreciarlo.

Maratones vs Cáncer Infantil
Hace un tiempo comentaba por estos lares que -sobrado de motivos y en busca de nuevas motivaciones- mi proyecto de vida para 2017 consistiría en completar seis maratones del calendario nacional, cruzando la meta en menos de tres horas.
Fiel a la frase somos lo que hacemos y no lo que decimos que haremos, quiero empezar el año dándole leña al mono con un evento muy especial.
El próximo 2 de enero intentaré completar los 42.195 km sobre un tapiz rodante.
Para ello contaré con el apoyo de dos grandes artistas (y amigos).
Belo y Chiqui serán los encargados de poner la banda sonora a ritmo de Rock&Roll, durante las tres horas que aproximadamente estaré corriendo sobre la cinta.


La entrada será gratuita y pondremos a la venta camisetas y pulseras, cuyos beneficios irán destinados a la Asociación Galbán (Familias de Niños con Cáncer del Principado de Asturias).


¡ESTÁIS TOD@S INVITADOS!

17 de noviembre de 2016

MANOLITA... ¡VA POR TI!

Ya han pasado cuarenta días desde que publicara mi última entrada en este blog. Periodo en el que me han pasado muchas cosas y todas buenas, las cuales creo que -en cierto modo y a base de sembrar esperanza- me he ido ganando a pulso.
Si creo que de algo puedo estar satisfecho, es de no ser una persona que se siente en el sofá a ver la vida pasar y a esperar que le caigan las cosas del cielo.
Comenzar cada día con la energía necesaria para "vestirse de guerrero" y salir a la calle dispuesto a bregar con lo que venga, es la filosofía con la que convivo desde hace un tiempo. Entendí que hay que ser un martillo pilón y -lícitamente y sin pisar a nadie- estar siempre en la brecha, pendiente de cualquier oportunidad que se presente... Comprendí que podemos fabricar nosotros las emociones en lugar de simplemente aceptar que éstas ocurran.


Dicen que somos lo que hacemos y no lo que decimos que haremos...
El pasado 12 de octubre, después de recorrer 3.338 Kilómetros x Investigación en once meses y doce días, cruzaba la meta de una iniciativa con la que, como he ido relatando en este espacio, conseguimos financiar la beca de la investigadora Vanesa Cepas López.
Lo hacía acompañado de 35 amigos -que una vez más me recordaron que el mundo es un lugar maravilloso, lleno de gente buena- y abrazado a Manuela Díaz, una de las personas que más motivos (y motivaciones) me aporta a diario para seguir en la lucha...


Mis zancadas durante este periodo también han servido para aportar pequeños granitos de arena a la Asociación Galbán (Familias de Niños con Cáncer del Principado de Asturias) y a la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia.
Estoy seguro de que no hemos conseguido cambiar el mundo, pero también es cierto que hemos hecho lo posible para que sea un poco mejor.


El pasado día 11 de noviembre recibía uno de los Premios Delfos "a los Valores Humanos en el Deporte", el cual quise compartir con aquellos que pensaron en mí para tal distinción, y especialmente con TODOS los que -de una forma u otra- me habéis acompañado durante el largo trayecto que me ha llevado hasta él...
De recuerdo, me quedo con esta frase: el premio no es tenerlo sino merecerlo.


Como siempre decimos, por TI, por MÍ y por TODOS mis compañeros...
Pero en esta ocasión, por muchos motivos y con todo el cariño del mundo, esta meta, este premio y esta publicación van para mi ángel Manuela Díaz.



La "experiencia" adquirida me ha llevado a entender que, únicamente hay que avanzar hasta convencer al cuerpo (y a la cabeza) de que no te castiguen más porque -de todas formas- no te vas a parar. El caer y volver a levantarme, me hizo comprender que no hay secretos. Perseverancia, trabajo, respeto e ilusión son los ingredientes para sortear los infortunios y reveses que nos da la vida.
¡Y no hay más! Luchemos por conservar nuestra propia vida... ¡Seguimos!

7 de octubre de 2016

REPORTAJE EN PRENSA

La Nueva España de hoy -en su suplemento polideportivo Campeones- dedica una página al pasado, presente y futuro de las iniciativas deportivas/solidarias promovidas a través de mi persona.


Como comentaba en mi muro de facebook, no sé si seré o no un Campeón (sinceramente a estas alturas de la película, me la trae al pairo), pero lo que sí es cierto es que -parándose a pensar y echando la vista atrás- son ya muchas las actividades llevadas a cabo durante los últimos cuatro años...
Iniciativas sacadas adelante a base de echarle altas dosis de ILUSIÓN y -porqué no decirlo- grandes cantidades del ingrediente principal con el que se elaboran las tortillas. Actividades realizadas sin grandes medios, con más corazón que otras cosas materiales que nos habrían hecho mucho más fácil el camino recorrido.
Un trayecto que -ni mucho menos- he transitado sólo. Durante el mismo han sido muchas las personas que han salido a mi paso para alentarme y ofrecerme "avituallamiento", consiguiendo haber hecho posible recorrer esta larga travesía.
Como dijo Eduardo Galeano, mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.
A tod@s, una vez más, quiero mostrarles mi más sincero agradecimiento.


Tras llevar a buen puerto la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado, y a únicamente 51 kilómetros para completar los 3.338 previstos con la iniciativa Kilómetros x Investigación, mi cabeza ya piensa en objetivos de cara al 2017. 
Completar seis de las maratones más importantes del panorama nacional, y tratar de bajar de las tres horas en todas ellas, es el objetivo con el que -desde hace un tiempo- me ILUSIONO todos los días... Motivos y motivaciones me sobran.


5 de octubre de 2016

PREMIOS DELFOS 2016

Los Premios Delfos se conceden a los Valores Humanos en el Deporte y premian a entidades deportivas, deportistas, técnicos y dirigentes que por su trayectoria y acciones practican y propician un juego noble, sin violencias y vinculan al deporte la formación de personas para la vida.
La asociación Amigos del Deporte, que preside Juan León Quirós, organiza la concesión de estos prestigiosos galardones que se entregan anualmente, desde hace más de dos décadas, en La Felguera.
La semana pasada recibía una llamada del propio Juan Quirós, para darme la enhorabuena y confirmarme que yo era uno de los seis galardonados en esta XXIV edición.


Desde aquí, no puedo más que mostrar mi más sincero agradecimiento a quiénes pensaron en mí para tal distinción, así como a quiénes votaron para ello.
También quiero tener unas palabras de agradecimiento para TOD@S aquellos que siempre estáis ahí, respaldándome y alentándome cuando lo necesito...
¡Una parte (la más importante) es vuestra!

No se me ocurre mejor foto para ilustrar esta entrada que la que comparto, abrazado orgulloso a mi padre, tras completar los "101 Km Solidarios" en el -ya lejano- 3 de junio de 2012. Ahí empezó todo...


4 de octubre de 2016

HOY HACE UN AÑO...

Hoy hace un año que -gracias al investigador lavianés David Hevia- acompañado de un grupo de amig@s, tuve la ocasión de conocer en primera persona las instalaciones del IUOPA (Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias). David nos enseñó y explicó cómo desarrollan su labor a favor de la INVESTIGACIÓN para la posterior lucha contra el cáncer.


Entre la multitud de cosas nuevas que conocí, todas relacionadas con la enfermedad que -entre otr@s- se llevó a mis abuelos maternos y a mi padre, me llamó la atención el hecho de que varios investigadores del Instituto desarrollan su trabajo totalmente gratis, sin percibir sueldo alguno... Así como suena.


Hoy hace un año que mi cabeza, inquieta donde las haya, comenzó a funcionar con el fin de encontrar una fórmula que me permitiera cambiar esta situación... 
¿Y si mis kilómetros sirvieran para poder becar a un investigador?, pensé.
Tras darle muchas vueltas, contando con el apoyo de David en todo momento, recibí el OK definitivo por parte del IUOPA para -bajo el nombre de Kilómetros x Investigación- poder llevar a cabo mi idea.
Becar a un investigador significa aportar la cantidad de 6.676€ anuales (6.000€ para el salario del trabajador + 676€ destinados al seguro social que conlleva el trámite). Dicho de otra forma, necesitaba reunir 556€ mensuales para poder llevar a buen puerto mi proyecto...


Hoy -un año después- después de haber recorrido 3.245 km, estoy a 93 de completar los 3.338 programados. Kilómetros con los que ya se han conseguido abonar once mensualidades de la beca de la investigadora Vanesa Cepas López... ¡Seguimos!


3 de octubre de 2016

MARATONES CONTRA EL CÁNCER INFANTIL

Dicen que la clave de una vida feliz es alcanzar metas de las que te sientas orgulloso y tener siempre un propósito que cumplir.
Un proyecto de vida es la dirección que una persona marca para su propia existencia, en base a sus valores. Es saber quién soy y plantear metas a corto, medio y largo plazo en las diferentes áreas de la vida.
Por ello, sobrado de motivos y en busca de nuevas motivaciones -a únicamente 93 kilómetros de completar los 3.338 que componen la iniciativa Kilómetros x Investigación- desde hace unos días en mi cabeza ya pulula mi proyecto de vida para el próximo año...


(...) Si se quiere competir en maratones buscando objetivos y rendimiento, se recomienda no hacerlo en más de dos ocasiones al año (...)
Correr un maratón no es ninguna broma y necesita de un tiempo de preparación y sobre todo de tiempo de descanso para recuperarnos tras la prueba, que puede llegar incluso a seis semanas, aunque nosotros pensemos que a los dos días ya estamos recuperados (...)
Ésta es la conclusión a la que llegan numerosos artículos que circulan por la red, todos ellos publicados por prestigiosos atletas y entrenadores.

Con el fin de recaudar fondos que serán destinados a la Asociación Galbán (Familias de Niños con Cáncer del Principado de Asturias), ve la luz el proyecto deportivo/solidario Maratones vs Cáncer Infantil
Una iniciativa con la que me comprometo a completar doce maratones (seis de ellos del calendario nacional, cruzando la meta en menos de tres horas).

El objetivo es conseguir recaudar 500 euros con cada uno de los maratones oficiales completados, para destinar 3.000 euros más a la causa ya mencionada.


SOBRE GALBÁN...
Desde el momento en el que a un niño se le diagnostica un cáncer, comienza un duro periodo de miedos, incertidumbres y preocupaciones para sus padres y familiares en el que la información y el apoyo emocional social de su entorno es fundamental.
De sobra es sabido que para que la persona afectada supere esta enfermedad tan importante como el tratamiento médico es el apoyo de familiares y amigos que deben tratar en todo momento de mantener una actitud positiva y comprensiva para crear el entorno más favorable y tranquilo posible, y más en el caso del cáncer infantil.
Precisamente para ayudar a los padres y familiares de niños afectados por cáncer en Asturias se creó GALBÁN, Asociación de Familias de Niños con Cáncer del Principado de Asturias, una asociación con la que pretendemos proporcionar a las familias la orientación y el apoyo que necesitan en estos momentos.

A continuación te detallamos brevemente los servicios de Galbán:
- Apoyo Social:
Se informa y orienta a los padres y familiares sobre las ayudas y recursos públicos existentes en estos casos.
Ayuda a los padres en la gestión de recursos de acogida para familias desplazadas a otras Comunidades Autónomas.

- Apoyo Psicológico:
Se proporciona asistencia psicológica a los niños afectados y a sus familias para ayudar a afrontar la enfermedad y sus consecuencias a corto, medio y largo plazo.

- Apoyo Económico:
Contamos con recursos propios para ayudar económicamente a las familias con los gastos farmacológicos, de transporte y otros derivados de la enfermedad.

- Piso de Acogida:
La Asociación Galbán ofrece gratuitamente un piso a aquellas familias que tengan que desplazarse desde otra localidad hasta el HUCA para poder estar con su hij@ y facilitarles la estancia.

- Voluntariado:
Contamos con un grupo de jóvenes con formación específica para acompañar a los niños, animarles y divertirles mientras se encuentren ingresados.

- Ocio y Tiempo Libre:
Organización de fiestas, excursiones, campamentos, conciertos y todas aquellas actividades de interés para los niños, adolescentes, familiares y amigos, que mejoren su estado anímico y faciliten integración social.

Llevamos a cabo acciones de comunicación para sensibilizar a la opinión pública sobre las necesidades y carencias de los niños y adolescentes con cáncer.

TU AYUDA ES NECESARIA

30 de septiembre de 2016

UNDÉCIMA META SUPERADA

Con la llegada de octubre comienza el duodécimo mes de la iniciativa Kilómetros x Investigación, que desde el pasado 1 de noviembre estoy llevando a cabo.
Comenzaba septiembre a 370 de los 3.338 kilómetros programados y -tras recorrer 262 en los últimos treinta días- afronto este último mes a únicamente 108 kilómetros del objetivo previsto. Encaro la recta final de esta carrera de fondo satisfecho, y convencido de que ha merecido la pena el esfuerzo, a pesar de los numerosos obstáculos que he tenido que sortear durante el trayecto.
Como siempre, todas y cada una de mis zancadas tuvieron un significado especial, pero quisiera destacar las que me han llevado a completar los 42,195 kilómetros que dieron forma al recorrido del Maratón "Ciudad de Zaragoza". Evento en el que participaba el pasado domingo y con el que -paralelamente a mis/nuestros Kilómetros x Investigación y gracias a la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado- conseguimos recaudar 1.173€ que -a través de la Asociación Galbán- ya han sido destinados a la lucha contra el Cáncer Infantil.


Desde el día 1 de noviembre de 2015 son ya 3.230 los kilómetros recorridos.
Kilómetros con los que ya se han podido abonar once mensualidades de la beca de Vanesa Cepas. Comparto el justificante correspondiente al mes de septiembre y lo hago con la tranquilidad que da el pensar que, si algún día "el bicho" me alcanzara, podré mirarle a los ojos y tutearle porque estoy (estamos) haciendo todo lo posible por joderle en su cobarde y dolorosa andadura por la vida...


Maratones contra el Cáncer Infantil:
Dicen que la clave de una vida feliz es alcanzar metas de las que te sientas orgulloso y tener siempre un propósito que cumplir.
Un proyecto de vida es la dirección que una persona marca para su propia existencia, en base a sus valores. Es saber quién soy, y plantear metas a corto, mediano y largo plazo en las diferentes áreas de la vida...
Por ello -sobrado de motivos y en busca de nuevas motivaciones- desde hace unos días en mi cabeza ya pulula mi proyecto de vida para el año que viene.
En los próximos días ampliaré toda la información sobre el mismo. Mientras tanto, comparto el cartel que anuncia esta nueva iniciativa deportiva/solidaria...



29 de septiembre de 2016

1.173 PUESTOS = 1.173 EUROS

Dicen que hasta el rabo todo es toro...
Menuda sorpresa me llevé esta mañana cuando al descargarme el diploma de mi participación en el X Maratón "Ciudad de Zaragoza", comprobé que crucé la meta en 27ª posición, en lugar de la 34ª que me habían asignado en un principio.


Corriendo -como no podía ser de otra manera- acudí al banco para abonar los 7€ correspondientes, resultantes de la diferencia de puestos... ¡Al César lo que es del César!


Resumiendo, la cifra final que deja en las arcas de la  Asociación Galbán la iniciativa "1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado" son 1.173€, destinados a la lucha contra el Cáncer Infantil.

28 de septiembre de 2016

UN MARATÓN CON UN FIN ESPECIAL

Comienzo esta entrada con una información que el lunes me enviaba Carmen María Pérez Quintana (psicóloga de la Asociación Galbán):


La prueba WISC-IV (Escala intelectual de Wechsler para niños), es la herramienta de evaluación de la aptitud intelectual más potente adaptada a la población española. Proporciona una información más flexible y ha sido rediseñada para dar una visión más amplia y precisa de las habilidades cognitivas del niño y adolescente.
En nuestros niños y adolescentes es muy importante en casos de tumor cerebral o en todos aquellos casos en que sea necesario recibir sesiones de radioterapia. Esta prueba nos da el CI (Cociente Intelectual), que se mediría antes de la radioterapia y un tiempo después del tratamiento. Pero lo más importante es que nos permite ver el desempeño en diferentes áreas: comprensión verbal, visoespacial, razonamiento fluido, memoria de trabajo y velocidad de procesamiento.
De esta forma, si alguno de ellos tiene estas áreas afectadas, se puede diseñar un programa de rehabilitación paliando así futuras secuelas que se verían patentes en todos los ámbitos, en especial en el escolar, siendo éste donde los niños y adolescentes necesitan más normalidad para integrar la enfermedad y sus secuelas.

Zaragoza, un Maratón con un fin especial...
Gracias a los 1.166€ recaudados con la iniciativa "1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado", la Asociación Galbán podrá adquirir esta herramienta de la que -hasta ahora- carecía. Un pasito más a favor del bienestar de los más pequeños.
Al día después en el que me comunicaban que el fallo del Jurado de los Premios Delfos a los "Valores Humanos en el Deporte" me ha otorgado uno de los seis galardones en su XXIV edición, me sienta muy bien poder publicar la noticia en este blog. Un espacio que no pretende más que ser una forma de estar en contacto con tod@s vosotros, compartiendo las vivencias de un humilde deportista popular que -por motivos personales y con más motivaciones que excusas- se niega a dejar que la VIDA pase por delante de sus narices, sin al menos intentar hacer algo para que ésta sea un poco mejor (para mí y para los demás).


Como de bien nacidos es ser agradecidos, quiero volver a mostrar (una vez más y todas serán pocas) mi gratitud a TOD@S y cada uno de los que os habéis hecho compañeros de viaje de esta iniciativa. A los que tuvisteis una palabra de aliento... A los que comprasteis la pulsera... A los que pusisteis vuestro negocio como punto de venta de las mismas... ¡GRACIAS!














JUNT@S Y UNID@S... ¡LO HEMOS CONSEGUIDO!


26 de septiembre de 2016

1.166 PUESTOS = 1.166 EUROS

El sábado viajaba hasta Zaragoza, con el fin de llevar a buen puerto una iniciativa cuya organización me había ocupado gran parte de mi "disco duro" durante los últimos meses. Ilusión mezclada con cansancio acumulado, ocupaban gran parte del escaso equipaje con el que emprendía la ruta.
Después de seis horas de viaje, tras ubicarme en el hotel y comer algo, me dirijo hacia el Pabellón "Siglo XXI" para recoger el dorsal y tenerlo todo controlado.


Me refresco con una cerveza, mientras veo como mi querido Sporting encajaba cinco goles contra el Barcelona... Ceno algo temprano y me meto en la habitación del hostal donde pasaría la noche, con la esperanza de que los nervios me dejaran descansar...


Llegó el día señalado con una X en el calendario...
A las 8:30 horas se daba la salida a los 1.200 participantes que anunciaba la organización de la X Maratón "Ciudad de Zaragoza".
Cada uno con sus objetivos, el mío ya era más que sabido: salir el último e intentar adelantar al mayor número de atletas posible.
Brazos en jarra, espero impaciente la salida de todos los participantes para comenzar a correr...


Hasta el kilómetro 10 mi participación se convierte en un auténtico slalom, que me agobia un poco y me exprime más de lo que hubiera imaginado. Es aquí donde alcanzo al grupo de la liebre que porta el globo de las 3 horas.
Como dicen que sabe más el diablo por viejo que por diablo, precavido, decido quedarme y viajo cómodo hasta el kilómetro 25, mientras mi cabeza piensa en sus historias... Soy un blandengue, lo reconozco.
A partir de aquí, con la confianza que da el saber que ya tenía los deberes hechos, meto una marcha más y (sobrado de motivos y motivaciones) me marcho del grupo, decidido a ganar todos los puestos posibles que mis piernas me permitieran.
Siempre en ritmos por debajo de 4 min/km, completo los últimos 17 kilómetros del "engañoso" recorrido que nos llevaría de ruta por toda la ciudad.
2 horas 53 minutos y 25 segundos después -en el puesto 34º- cruzo una línea de meta que me deja un sabor de boca distinto a cualquier otra de las muchas que ya he rebasado.
Había conseguido adelantar a 1.166 participantes en una carrera en la que -por cansancio y otros motivos que me guardo- ni yo mismo daba un duro por mí.
Lo hice por DANI (un niño de Gijón que con sólo siete años nos dejaba el pasado viernes, víctima del "bicho"), por AITOR (un campeón lavianés de nueve años que le está ganando la batalla a un "Linfoma no Hocking de Burkit"), por TI, por MÍ... ¡Y por TODOS mis compañeros!


Hace un tiempo, un buen amigo me hacía llegar una frase que durante la carrera volví a recordar: La pasión por lo que haces, te hará entender que los límites son mentales.

A TOD@S y cada uno de los que os habéis hecho compañeros de viaje de esta iniciativa... ¡GRACIAS de corazón! Una vez más, hemos vuelto a demostrar que JUNTOS y UNIDOS somos más FUERTES.
Agradecimientos especiales (una vez más y todas serán pocas) para el complejo hostelero del Mirador del Angliru y Café Baqué por hacerme más fácil la experiencia. Lo tengo muy presente.



Cierro esta entrada con el justificante que deja la resaca de la iniciativa "1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado". Dicho de otra forma "1.166 Puestos Ganados = 1.166 Euros Donados", que ya han sido depositados en la cuenta de la Asociación Galbán (Familias de Niños con Cáncer del Principado de Asturias).


El movimiento se demuestra hablando andando... ¡O corriendo!