28 de marzo de 2017

21,097 KILÓMETROS MÁS

Correr a finales de marzo por las calles de León - por los muchos y bonitos recuerdos que me trae- es cita ineludible año tras año. Por ello, aún con la carrocería resentida por la maratón completada el pasado miércoles y con la cabeza en Zaragoza, donde el próximo 2 de abril a partir de las 8:00 horas intentaré completar el sexto asalto a los 42,195 kilómetros (sub 3 horas) del año, el domingo tomaba la salida en la IX Media Maratón "Ciudad de León".


El objetivo era no forzar el motor más de la cuenta y comprobar cómo respondía mi cuerpo ante la acumulación de kilómetros de las últimas semanas.
Disfrutando de una carrera que me encanta, siempre controlando que las pulsaciones no se dispararan más de lo previsto (157 p.p.m.), conseguía cruzar una nueva meta parando el crono en 1 hora y 19 minutos que -debido a las circunstancias en las que tomé la salida- me saben a gloria bendita.


El sábado me levantaré temprano, como siempre...
Después de ocho horas de curro viajaré hasta Zaragoza, esperando que no haya novedad y poder acostarme -en el mejor de los casos- a las dos de la mañana.
Intentaré dormirme rápido porque a las 7:00 habrá que levantarse y prepararse para tomar la salida en la XI Maratón "Ciudad de Zaragoza", donde intentaré llevar a buen puerto la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.
Esperando que todo vaya según lo previsto, poco antes de las 11:00 cruzaré la meta ubicada en la Plaza del Pilar... Ducha, comida y viaje de vuelta a casa.
La receta: COMPROMISO, CONSTANCIA, ESFUERZO e ILUSIÓN.
El lunes volveré a levantarme temprano, como siempre...


Todo resulta más sencillo cuando uno corre movido por un fin.
Todo resulta más sencillo cuando uno corre con un PULMÓN extra.


25 de marzo de 2017

LA QUINTA DEL AÑO


Usando como escenario la XI Maratón "Ciudad de Zaragoza" que se celebrará el próximo 2 de abril de 2017, llevaré a cabo este nuevo proyecto deportivo/solidario, con el que intentaré aportar un nuevo granito de arena a la lucha contra la Fibrosis Quística.
Para ello -lejos de únicamente colocarme el dorsal y correr- intentaré que cada uno de mis pasos tenga un significado especial y sirva para ayudar a la causa. 
De esta forma, vuelve el proyecto 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.
La idea es tomar la salida de la prueba en última posición y por cada participante adelantado, donar 1 euro a la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística, con los que anteriormente ya he colaborado en otras iniciativas solidarias. Como se suele decir, en el dar está la recompensa...


Empieza haciendo lo necesario, luego lo posible, y de repente te encontrarás haciendo lo imposible. La sabiduría suprema es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen
Cinco días después de completar la cuarta maratón sub 3 horas del año en la Cervecería Bulldog, me volvía a subir a la cinta que -cedida una vez más por el Centro Deportivo Bunkai- esta vez estaba ubicada en la Sidrería El Verbayu.


Conocí a Clara Hevia hace cinco años aproximadamente, cuando por aquel entonces regentaba mi propia tienda de deportes en Pola de Laviana. 
Iván Lobato -comercial de la marca Joma que me visitaba por aquella época, conocedor de mi labor deportiva/solidaria- me comentó que tenía una familiar que padecía Fibrosis Quística. Ignorante, en un principio pensé que era un tipo de enfermedad que atacaba a los huesos, hasta que me comentó que los pulmones eran sus principales víctimas y que los de Clara estaban ya muy dañados (...)

El miércoles era un día especial, muy especial. ¡Clara cumplía 23 añazos!
Cumpleaños que pudo celebrar gracias a un transplante que desde hace año y medio le permite seguir RESPIRANDO... Le permite seguir VIVIENDO.
Para mí, motivo más que de peso para entender que volver a subirme a esa bendita cinta de correr era el detalle más bonito que le podía regalar.


Pienso que no hace falta organizar eventos multitudinarios para que el resultado sea satisfactorio. Por ello, quise que el quinto asalto a los 42,195 kilómetros fuera en un día entre semana y sin darle el bombo de anteriores ocasiones. 
Pepe Pérez nos echó un cable y La Nueva España publicaba una nota de prensa para que esta quinta maratón del año no pasara tan de puntillas ante la sociedad.


Friedrich Nietzsche decía que sin música la vida sería un error.
Conjugando las palabras música y vidaBelo y Tinín (AsturDj) dieron lo mejor de ellos mismos, amenizando "a lo grande" un evento "tan pequeño" como bonito.
María, Natalia y César, serían los encargados de gestionar los donativos.


Faltaba un minuto para las 18:30 horas cuando comenzaba a correr sobre un tapiz rodante que venía con sorpresa... Y es que nada más arrancar me di cuenta de que para mantener el ritmo de 14 km/h previsto, iba a tener que echarle algo más que ilusión y ganas al tema... Al fin y al cabo este tipo de cintas de correr no dejan de ser tecnología. Aparatos movidos por un motor que los impulsa, y que difícilmente haya dos programados de forma igual. ¡Tocaba apretar los dientes!



Así, entre canción y canción, muy bien de respiración, pero con las pulsaciones un pelín más altas de lo habitual y un poco tocado a nivel muscular, 2 horas y 45 minutos después completaba este quinto asalto del año a los 42,195 kilómetros.
Como siempre, los últimos metros fueron muy emocionantes. Y es que sólo el que vive en primera persona un evento de este tipo, es consciente de la multitud de sensaciones bonitas que se pueden llegar a percibir en torno a un tapiz rodante.


Nota Importante:
Para ser legal conmigo mismo y con la iniciativa, teniendo en cuenta que -como digo arriba- las cintas de correr no dejan de ser aparatos movidos por un motor que los impulsa, y que difícilmente haya dos programados de forma igual, siempre completo los 42,195 kilómetros usando dos tipos de parámetros
Los que reflejan las pantallas de la propia máquina y de mi Suunto Spartan.

Dicho de otra forma, según los datos que reflejaba mi reloj, el miércoles hubiera completado la distancia en 2 horas y 16 minutos. Pero -legal, como debe de ser- para que en la pantalla de la propia cinta se reflejaran los 42,195 km previstos, tuve que estar 28 minutos más (8,30 km) "corriendo sin moverme del sitio".


Dejando los datos a un lado, como siempre digo, es de justicia mencionar que lo verdaderamente importante y destacable no es haber conseguido completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas. Lo verdaderamente importante y destacable es que -usando como herramienta el hecho de completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas- tras los 4.936€ recaudados en las cuatro maratones anteriores- se hayan conseguido reunir 231 euros más que -con toda la humildad y honradez del mundo, como debe de ser- serán destinados a la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística a través de la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.


El miércoles en la Sidrería El Verbayu de L,Entregu se RESPIRÓ esperanza, y yo me volvía a acostar satisfecho y agradecido. Muy agradecido a todos los que os pasastéis a darnos vuestro OXÍGENO... ¡Nos valistéis un PULMÓN!


Por cierto, sigo VIVO... ¡Más que nunca!
Próxima parada Zaragoza. De momento... ¡La quinta ta fecha!


Si alguien os pregunta el porqué de todo ésto, comentarle de mi parte que (entre otras muchas cosas) corro maratones para que Clara pueda seguir cumpliendo años (y sueños) durante mucho tiempo...


21 de marzo de 2017

LA CUARTA DEL AÑO

"Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa." (Mahatma Gandhi)


El viernes afrontaba la cuarta maratón del año, la más dura de las completadas hasta la fecha. Creo entender como se puede sentir un centollo cuando agoniza en una olla, instantes antes de ser servido en la mesa. De todo se aprende...
El calor me coció vivo ya desde la primera hora de carrera y me secó en VIDA.
Sólo el motivo por el que avanzo hizo que no me bajara de la cinta antes de tiempo. El viernes hubo pocas risas. Así es la maratón. Así son los 42,195 km.
Es de justicia agradecer a Clara y a Patricia el oxígeno que me dieron cuando más falta me hacía. Trabajando en equipo, sus casi recién estrenados pulmones entraron en funcionamiento cuando los míos comenzaron a fallar.


Pasaban doce minutos de las 18:00 horas cuando -nada más salir del curro, tras una mala noche sin pegar ojo y con un puñado de almendras, un pincho y una caña como "menú del día"- comenzaba a correr sobre el tapiz rodante que -en esta ocasión- nos cedía muy amablemente el Centro Deportivo Bunkai.
Esta vez tocaba correr a favor de la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística y la Cervería Bulldog nos abriría sus puertas de par en par para tal fin.


Chiqui Carrasco y David Varela ponían el toque musical a una jornada que -a medida que iban pasando los kilómetros- conseguía teñir de naranja el local, en señal de apoyo a la lucha contra una enfermedad que, a pesar de no ser tan conocida como otras, cobarde, día a día deja sin respiración a muchas familias.
María, Natalia, Viole y César -que nunca fallan- serían los encargados de ir gestionando los numerosos donativos que los asistentes nos iban haciendo llegar.
Mi madre y mis amigos custodiaban el perímetro donde estaba ubicada la cinta.


Con más pena que gloria, para que lo vamos a negar, 2 horas y 55 minutos después completaba este cuarto asalto del año a los 42,195 kilómetros.
Como en anteriores ocasiones, los últimos metros fueron muy emotivos, con un público volcado que -una vez más- volvió a demostrar que aún hay esperanza.
Volvió a demostrar que el mundo es un lugar maravilloso lleno de buena gente.



Como siempre digo, es de justicia mencionar que lo verdaderamente importante y destacable no es haber conseguido completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas. Lo verdaderamente importante y destacable es que -usando como herramienta el hecho de completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas- tras los 3.936€ recaudados en las tres maratones anteriores- se hayan conseguido reunir 1.000 euros más que -con toda la humildad y honradez del mundo, como debe de ser- ya han sido depositados en las arcas de la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística.



El viernes me acosté jodido y deshidratado. Tanto como feliz y satisfecho por haber sabido gestionar el esfuerzo y regular las fuerzas cuando lo más fácil hubiera sido tirar la toalla con la que me fui secando el sudor durante la jornada.
Y es que nada garantiza nada, excepto el compromiso y la integridad de que cuando dices que vas a hacer algo, lo haces y llegas hasta el final. Hasta sus últimas consecuencias. Compromiso + Integridad = Resultados.


Durante el fin de semana le he dado muchas vueltas a la cabeza, pensando que si alguien como yo que no soy nadie, sin medios, sin tiempo, sin dinero y que únicamente a base de TRABAJO e ILUSIÓN -rodeado de un EQUIPO de gente impresionante- puede dar estos pasitos hacia adelante... ¿Qué no podrían hacer otro tipo de personas o entidades que gozan de todo lo que a mí me falta?
Mientras tanto, con la cabeza muy alta y la vista al frente, yo sigo avanzando. 
Mi VIDA es lo más importante y mis sueños son innegociables.


MARATÓN
Su origen se encuentra en el mito de la gesta del soldado griego Filípides, quien en el año 490 a.C. habría muerto de fatiga tras haber corrido desde maratón hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa...



42,195 km es una distancia a la que nunca se le debe de perder el respeto. 
Cada vez que me subo a la cinta para afrontarla, aunque mi cara nunca lo refleje, una especie de incertidumbre recorre mi cuerpo.
42,195 km es una distancia que nos recuerda que somos humanos, motivo principal por el que corro.
42,195 km es una distancia que me da VIDA.
42,195 km es una distancia que te hace vulnerable.
42,195 km es una distancia que el viernes me puso contra las cuerdas.
42,195 km es una distancia que muy pronto volveré a intentar completar...
De momento... ¡La cuarta ta fecha!


14 de marzo de 2017

DOBLE O NADA

¿En alguna ocasión os habéis preguntado si es posible recorrer la distancia equivalente a cruzar la Península de punta a punta sin moverse del sitio...?


Dicen que la clave de una vida feliz es alcanzar metas de las que te sientas orgulloso y tener siempre un propósito que cumplir.
Un proyecto de vida es la dirección que una persona marca para su propia existencia, en base a sus valores. Es saber quién soy y plantear metas a corto, medio y largo plazo en las diferentes áreas de la vida.
Por ello -sobrado de motivos y en busca de nuevas motivaciones- aquí os presento mi proyecto de vida para 2017: 

#Reto24MaratonesSolidariasSub3horas2017

(...) Si se quiere competir en maratones buscando objetivos y rendimiento, se recomienda no hacerlo en más de dos ocasiones al año (...)
Correr un maratón no es ninguna broma y necesita de un tiempo de preparación y sobre todo de tiempo de descanso para recuperarnos tras la prueba, que puede llegar incluso a seis semanas, aunque nosotros pensemos que a los dos días ya estamos recuperados (...)
Ésta es la conclusión a la que llegan numerosos artículos que circulan por la red, todos ellos publicados por prestigiosos atletas y entrenadores.

Con el fin de recaudar fondos que serán destinados a la lucha contra el Cáncer, Enfermedades Poco Frecuentes y causas sociales que lo necesiten, ve la luz el proyecto Maratones Solidarias
Una iniciativa con la que me comprometo a completar 24 maratones a lo largo de este año, cruzando la meta en menos de tres horas. Seis de ellas del calendario nacional (Zaragoza, La Coruña, Vitoria, Laredo, Langreo y Donosti). 
Las dieciocho restantes en estático, sobre una cinta de gimnasio.


"Ninguno de nosotros es mejor que todos nosotros juntos."

10 de marzo de 2017

UN LIBRO... MI LIBRO

Tener la oportunidad de poder ver plasmado en un libro (cuyos derechos de autor irán destinados íntegramente al IUOPA) todo el camino recorrido hasta la fecha, será posible gracias al trabajo de dos grandes profesionales en la materia como son Pascual Ortiz (Editorial Deporte y Vida) y Héctor Gómez Navarro (filólogo y escritor).
La idea ya está en el horno. Toca cocerla a fuego lento para -en un plazo de dos meses aproximadamente- poder empezar a degustarla.


Para ir haciendo boca, a modo de introducción, aquí os dejo estas líneas:

Hay pocas ocasiones en que un pequeño cambio en la Historia hubiera alterado para siempre el camino de la humanidad. Con la perspectiva del tiempo, algunos hechos que parecían importantes son cubiertos por la arena de los días; borrados, olvidados. En el mundo real no suele haber teatrales golpes de efecto: más bien, cuando ocurre algo importante es porque se desborda el vaso de la vida, que se ha ido llenando gota a gota. Un error de hoy se puede compensar mañana, el acierto de ayer hay que repetirlo para que sirva de algo. Las ocasiones que de verdad suponen un giro, un hito en el rodar interminable del mundo, son muy pocas.
Si la Grecia clásica no hubiera existido, el destino de toda Europa y el Mediterráneo hubiera sido muy otro. Hay algo griego en cada cosa amable de nuestra cultura: la precisión y riqueza del lenguaje, la fascinación por la bella máquina que es el cuerpo humano, la íntima alegría que se enciende cuando se disfruta el placer sin culpa. Todo eso que crees parte de ti es una cosecha que mucha gente sembró durante largos siglos, y que ahora tú recoges pensando que es fruta salvaje. Y podría no existir. Nuestra vida podría ser un erial de no ser por miles de hombres y mujeres que en miles de días han cultivado una sabia manera de vivir. Y sin esas pocas ocasiones que dieron un giro a la Historia, todo su trabajo se habría perdido, y nosotros seríamos interiormente más pobres.
Una de esas pocas ocasiones fue la batalla de Maratón. Sucedió cuando el ejército Persa avanzaba arrasando Grecia. Ante la llanura de Maratón, los griegos tomaron una estrategia desesperada: si perdían, los civiles que se habían quedado en Atenas prenderían fuego a la ciudad. Así, el enemigo se quedaría sin suministros, aunque los griegos tendrían que abandonar muchas ciudades y campos, refugiarse en lo más agreste de los montes y esperar que una guerra de guerrillas que tal vez llevase décadas les librara del invasor. El mundo no habría conocido la democracia ateniense, no se habrían escuchado las voces de Platón y Aristóteles, las esculturas de Fidias y Praxíteles, que han modelado nuestra forma de vernos a nosotros mismos, sólo serían pedazos en algún camino.
Los griegos vencieron la batalla, pero fue una lucha demasiado larga. Tan larga, que a punto estaba de cumplirse el plazo acordado para que Atenas fuese incendiada. Había que llevar la noticia cuanto antes, salvar la ciudad. Hubo un voluntario. Un héroe, un loco. Atravesó corriendo más de cuarenta kilómetros desde el campo de batalla hasta Atenas con la noticia de que habían vencido. La suma de esfuerzos de la batalla y la carrera se cobraron su vida poco después.
Unos dicen que se llamaba Eucles, otros escribieron que su nombre fue Filípides. No importa su nombre: importa su gesto, la semilla que ha germinado y florecido después de su muerte. Ese heroísmo. Ese acto de renuncia a sí mismo para servir a sus conciudadanos, para salvar los bienes de un mundo que hoy disfrutas tú.
Desde entonces, la distancia que separa Atenas de Maratón se ha convertido en una prueba atlética en memoria de aquel gesto. Y desde entonces hay algo de abnegación en el hecho de correr esta mítica distancia. Como si el origen heroico de la prueba quisiera encauzar el esfuerzo de la carrera hacia algo más grande. Convertir el simple esfuerzo en algo más: en sacrificio.
Esta es la historia de Héctor Moro, un pequeño héroe civil, un loco maratoniano. Él también corre la distancia que separa Atenas de Maratón. Y como aquel primer loco, corre por sus conciudadanos... Continuará.
-Héctor Gómez Navarro-

9 de marzo de 2017

LIBRE

¿Naciste libre y te convertiste en esclavo?
El valor supremo del ser humano es la LIBERTAD. Cuando algo te detiene no eres libre, eres esclavo. Las cadenas físicas son fáciles de detectar, pero lo que te detiene en la mayoría de los casos no se percibe por los sentidos.
Tus mayores ataduras están en tu interior. Es hora de desatar esos nudos que te oprimen. De destruir los muros que construiste en tu mente. Es hora de liberar tu poder personal. Es el momento de restaurar tu libertad física, mental y emocional.
He decidido que hoy sea el día en el que nada ni nadie me detenga...


Comentaba en mi muro de facebook el pasado 28 de febrero (Día Mundial de las Enfermedades Raras) que con tiempo, cuando lograra alcanzar la meta prevista de los 3.000 euros destinados a la "Asociación Galbán", la lucha contra las denominadas "Enfermedades Raras o Poco Frecuentes" sería protagonista en alguna de mis maratones. Tras romper todos los pronósticos y conseguir reunir 3.936 euros en poco más de dos meses que -muy honradamente- ya han sido destinados a la lucha contra el Cáncer Infantil, toca cumplir con lo prometido

Según la Organización Mundial de la Salud, hay catalogadas cerca de 7.000 enfermedades poco frecuentes, que afectan al 7% de la población mundial. 
Cualquier persona puede sufrir una patología poco frecuente a lo largo de su vida.
La Unión Europea considera que una enfermedad es poco frecuente cuando atañe a 5 de cada 10.000 ciudadanos.
En Asturias hay 76.000 personas afectadas por una de estas patologías.

El asco tan grande que le tengo a enfermedades como la Fibrosis Quística, la ELA, la Retinosis Pigmentaria y la Distrofia Muscular de Duchenne -entre otras- me servirá de motivación para intentar seguir cruzando nuevas metas.


Tengo muchos amigos que han tenido la mala suerte de que alguna de las patologías arriba mencionadas, se haya empeñado en amargarles la VIDA.
Por ello, motivos para seguir haciendo de mi afición un modo de vida, me sobran.
Creo firmemente que cuando la preparación y la oportunidad se encuentran hay que aprovecharlo. Hay que tomar decisiones y hacer lo que sea necesario.

¿Y si resulta que el ser humano está capacitado para intentar completar 24 maratones (sub 3 horas) en un año, de las cuales 18 serían sobre una cinta?


"Si haces lo que tienes que hacer en el momento que tienes que hacerlo, entonces algún día podrás hacer todo lo que quieras en el momento que quieras."

8 de marzo de 2017

LA TERCERA DEL AÑO

El sábado cumplía treinta y siete años y no se me ocurría mejor manera de celebrarlos que pudiendo leer en la prensa una noticia, en la que palabras tan bonitas como son deporte y solidaridad  -una vez más- eran las protagonistas.


Tener la SALUD necesaria para poder afrontar iniciativas de este tipo, sin duda es uno de los mejores regalos que -a día de hoy- me puede dar la VIDA.
VIDA... La misma a la que le doy las gracias por permitirme amanecer cada mañana con la ILUSIÓN intacta, aún siendo consciente de que podría envejecer de una forma más tranquila (que no tan plena para mi persona).
VIDA... La misma que celebro y comparto con los que quiero (y me quieren).


Creo que todos somos uno y que estamos conectados, con lo que si tú te conviertes en tu mejor versión, estarás ayudando a toda la humanidad también.
Nos merecemos avanzar, seguir aprendiendo y crecer sin límites y sin miedos. También sé que tenemos la capacidad de contribuir y dejar un mundo mejor.
Cuando ya no esté aquí, espero que mi vida haya sido una auténtica obra de arte hecha a mi medida, basada en lo que creo y en lo que verdaderamente soy.
Por ello  -quince días después de haberlo hecho en El Requexu y convencido de que merecería la pena- afrontaba mi tercera Maratón vs Cáncer Infantil del año.


Pasaban cinco minutos de las 11:00 horas cuando comenzaba a correr sobre el tapiz rodante que -una vez más- nos cedía para la ocasión el Gimnasio Pesas.
No se trataba de ser ni mejor ni peor que nadie. Tampoco de demostrar nada, ni de buscar reconocimientos efímeros. Se trataba de unir a un pueblo -el mismo al que hace poco más de dos años llegaba con una mano delante y otra detrás- con un único fin: recaudar fondos destinados a la Asociación Galbán.
La Coctelera de May se convertiría en escenario de una jornada que nunca olvidaré, en la que las emociones fueron en aumento a medida que iba sumando kilómetros sobre la cinta, siempre acompañado a ambos lados de la misma por Mayte, mi madre y todos los amigos que se fueron acercando a ofrecerme su aliento durante las casi tres horas que estuve corriendo "sin moverme del sitio".


Uno ya va cogiendo tablas en este tipo de retos y conociendo la respuesta de su cuerpo ante los muchos estímulos que origina un evento de estas características.
Desde el minuto uno mantengo un ritmo constante (14 km/h), únicamente capaz de mantener cuando has dejado en el camino muchas horas de entrenamientos.
La animación de la Academia de Baile "Nonae" y la música del gran Belo hacían las delicias de los asistentes que -a pesar de la lluvia- teñían de colorido la Plaza de la Iglesia, pendientes de que todo saliera bien y sumando a la causa.
A pesar de que una nueva derrota de mi querido Sporting me "amargaba" un poco el trayecto, los datos de recaudación que me iban chivando MaríaViole y César (que desde primera hora -como siempre- estuvieron al pie del cañón) lo compensaba todo.


2 horas y 58 minutos después completaba los 42,195 kilómetros programados.
Una mezcla de alegría y emoción se reflejaba en los rostros de los centenares de personas que vitorearon los kilómetros finales, unidos por una causa y partícipes de una iniciativa cuyo "fin de fiesta" fue de película... ¡Gracias L,Entregu!



Una vez más, es de justicia mencionar que lo verdaderamente importante y destacable no es haber conseguido completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas. Lo verdaderamente importante y destacable es que -usando como herramienta el hecho de completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas- se hayan conseguido reunir 2.426 euros que -con toda la humildad y honradez del mundo- al día siguiente a primera hora -como debe de ser- dejaba depositados en las arcas de la Asociación Galbán.



El domingo me volvía a acostar muy feliz y satisfecho, convencido de que esa noche al bicho le iba a costar coger el sueño una vez más... ¡Qué sufra el cabrón!

Desde el 1 de enero hasta la fecha, tras completar tres maratones sobre un tapiz rodante en menos de tres horas, se han conseguido reunir 3936 euros que ya han sido destinados a la lucha contra el Cáncer Infantil
Muy emocionado, toca asimilarlo, secarse el sudor y buscar nuevos objetivos.


Los que hablan, hablan. Los que hacen, hacen cosas que dan que hablar.
Comprometer a otras personas activa tu poder personal porque a veces, lo que no harías por ti lo harás por los demás. Esto es importante, porque cuando te comprometes con tu entorno en las redes sociales, con tu familia, con tus amigos, con tu grupo de trabajo y entrenamiento; entonces no puedes fallar, porque va tu palabra y tu dignidad en ello.
Es un compromiso en público y ya no hay vuelta atrás. Ya no puedes recular.
Un hombre sólo debe avergonzarse cuando sus palabras sean mayores que sus actos. Mientras unos hablan, otros (cada día más) seguimos HACIENDO.


25 de febrero de 2017

SI TIENES UN "DON"... ¡ÚSALO!

Don: Cualidad o habilidad que alguien posee.

"La sabiduría suprema es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen."


El miércoles fui al cine a ver "Lo Que De Verdad Importa", primera película 100% benéfica, cuya recaudación se destinará -a través de la Fundación Aladina- a los campamentos para niños enfermos fundados por Paul Newman.
Una película que -por muchos motivos- todo el mundo debería de ver.

Alec es un joven que, sin saberlo, posee un don con el que puede curar a las personas. Lo descubre cuando cumple treinta años y tiene hasta la media noche para aceptarlo o renegar de él. Motivado por distintos sentimientos, decide no aceptar su condición de "curandero".
Es aquí cuando entra en escena Abigail, una niña de catorce años que padece un cáncer (regaliz, como ella lo llama) terminal, cuyos padres van en busca de Alec implorando ayuda para su hija.
Alec, que horas antes había desechado el don que le había concedido la VIDA de poder ayudar a los demás, no puede hacer nada por salvar a Abigail...

Quizás tardemos años en darnos cuenta, pero cuando cada uno descubre el don que lleva dentro y le toca decidir si aceptarlo o no, aunque una respuesta afirmativa nos lleve a privarnos de muchas cosas y tener que "perder" calidad de VIDA para gestionarlo con la dedicación que se merece, tenemos que poner en la balanza los pros y los contras que acarreará nuestra decisión...
Y tenemos que hacerlo antes de que sea demasiado tarde.
Yo hace un tiempo que descubrí "mi don". Como Alec, podría haber desechado el mismo y (quizás) VIVIR una VIDA mucho más fácil y tranquila (que no tan plena). Pero también es cierto que me hubiera convertido en cómplice de la muerte de Abigail... Y eso jamás me lo hubiera perdonado.


El pasado domingo completaba mi segunda Maratón vs Cáncer Infantil del año.
Tras completar tres rodajes esta semana de 14, 15 y 20 kilómetros (este último con ritmos por debajo de 4 min/km) he decidido volver a subirme a la tarima.
Enmarcada dentro del proyecto Maratones vs Cáncer Infantil, tras pasar por Pola de Laviana y Gijón, desembarca en El Entrego la iniciativa Rock&Deporte:
  • Domingo, 5 de marzo
  • 11:00 horas
  • La  Coctelera de May

El próximo sábado (4 de marzo) el niño que algún día fui cumple ya 37 años y, después de darle muchas vueltas, no se me ocurre mejor manera de estrenarlos.
A estas alturas, no necesito ser entendido. Con ser respetado me conformo.



He descubierto que pocas cervezas saben tan bien como las que se toma uno después de completar 42,195 kilómetros, que se traducen en fondos destinados directamente a la lucha contra el Cáncer, en este caso infantil.
Dentro de ocho días -si todo va según lo previsto- volveré a tener la oportunidad de sentir esa dulce sensación, que sólo sabe apreciar y distinguir quien ya la ha probado... Sin duda, poder volver a hacerlo será mi mejor regalo de cumpleaños.


"Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo."