29 de agosto de 2018

OCTUBRE: OBJETIVO MARATÓN

¡Vamos a intentar completar 4 Maratones Solidarias (Sub 3 horas) en 21 días!


Objetivo:
  • Recaudar fondos destinados a la Fundación Josep Carreras

Donativos:
  • www.migranodearena.org 
  • ES43 3059 0063 2129 4138 1820 (Caja Rural)

28 de agosto de 2018

START

Desde el pasado 22 de septiembre de 2017 soy DISTRIBUIDOR OFICIAL para el Valle del Nalón de la prestigiosa y reconocida marca KEEPGOING.
Además, muy agradecido, formo parte del Team keepgoing y cuento con el patrocinio de la marca para mi consumo personal.
Barritas, geles, pasteles energéticos, bebidas energéticas, bebidas recuperadoras, proteínas, creatina, protectores articulares, encapsulados (BCAA'S, L-Glutamina, Sales, Beta Alanina, polivitamínicos, L-Carnitina), productos para el control de peso... ¡Un amplio catálogo a tu disposición!


Intentando buscarme un hueco en el mercado que me permita seguir viviendo, tras analizarlo y valorarlo desde hace un tiempo, he decidido emprender y abrir un punto de venta donde ofrecer estos (y otros) productos con un trato más personalizado.
De esta forma -el próximo 1 de octubre- comienza su andadura El Búfalo (Complementos&Nutrición Deportiva). Un pequeño espacio pensado para deportistas y amantes de la vida activa y saludable.


Una idea modesta pero con la capacidad de dar forma a un proyecto capaz de diferenciarse.
Os esperamos en El Entrego (C/Ramón y Cajal, 12 - Bajo).
También estamos en Facebook e Instagram.


28 de julio de 2018

OKTOBERFEST

Hace tiempo que entendí que no tiene sentido organizar la vida. Tampoco digo que haya que vivir al límite, pero los planes a muy corto plazo. Carpe Diem.
Tras conseguir proclamarme Campeón de España de Duatlón MD (GGEE) el pasado mes de marzo, mi próximo objetivo deportivo importante del año estaba fechado para el próximo 21 de octubre. Todos mis esfuerzos estarían dirigidos al Campeonato de Europa de la especialidad, que se celebrará en Ibiza.
Pero la vida tenía otros planes para mí y me ha lanzado un nuevo reto: 
Con 38 años que tiene este "viejo" que escribe, mi hija me hará abuelo. Estamos esperando muy ilusionados la llegada al mundo de Gala
Después de años en los que únicamente sufrimos la pérdida de nuestros seres queridos, por fin llega una nueva vida a nuestra familia... Y eso siempre es motivo de celebración.


Cierto es que podía viajar a Ibiza "con lo puesto" y "a ver qué pasa" (cualquier resultado sería bueno al hacerlo sin objetivos) pero no me apetece tomar la salida si no es al 100% de mis capacidades. Preparar la cita en condiciones me exigiría un compromiso personal que no creo que pueda llevar a cabo. Por ello toca adaptarse a las circunstancias y mentalizarse de que habrá que cambiar las horas sobre la bici por largos (y esperados) paseos empujando el carricoche de Gala

Una vez decidido que habrá que dejar la participación en el Europeo para otra ocasión, y tras una temporada "entrenando en tierra de nadie" sin rumbo ni objetivos, esta mañana, después de un tiempo sin visitarla, volvía a sumar kilómetros sobre el rodillo en la cueva del dolor... ¡Bendita cueva!
Y entre esas cuatro paredes la inspiración se activa y surgen grandes ideas...


Sobra decir que el deporte forma parte de mi día a día. Lo necesito. Ni aunque tuviera una docena de nietos abandonaría la práctica del mismo... Pero necesito objetivos que me motiven, y me empujen a entrenar con una meta a medio plazo.
De esta necesidad surge mi particular Oktoberfest.


De tod@s (al menos de los que seguís este blog) es sabido mi romance con la distancia de la maratón. Tras esos 42,195 kilómetros se esconden multitud de sentimientos difíciles de experimentar sin haber cruzado esta mítica meta.
En octubre intentaremos volver a saborear esta sensación tan agradable.
Y vamos a hacerlo de una manera peculiar, diferente... ¡Como a mí me gusta!
¡Vamos a intentar completar 4 Maratones Solidarias Sub3 horas en 21 días!


Programa del Oktoberfest:
  • Maratón de Logroño (7 de octubre)
  • Maratón de Burgos (14 de octubre)
  • Bilbao Night Marathon (20 de octubre)
  • Maratón de Alcalá (28 de octubre)

Cierro esta entrada con un fragmento del libro Vivir es la Polla (Valentí Sanjuan), que resume a la perfección la esencia que quiero reflejar en estas líneas:

SIN TETAS METAS NO HAY PARAÍSO
"Y la única manera que tengo de darle cerita al asunto, de tener la tienda de campaña montada, de ir palote todo el día (llámalo como quieras), es MARCARME METAS".

26 de julio de 2018

1 PUESTO GANADO = 1 EURO DONADO

Usando como escenario las Maratones de Logroño y Alcalá de Henares, que se celebrarán los próximos 7 y 28 de octubre de 2018, llevaré a cabo un nuevo proyecto deportivo/solidario, con el que intentaré aportar un nuevo granito de arena a la lucha contra el Cáncer.
Para ello -lejos de únicamente colocarme el dorsal y correr- intentaré que cada uno de mis pasos tenga un significado especial y sirva para ayudar a la causa.
De esta forma vuelve el proyecto 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.

La idea es tomar la salida de las dos pruebas en última posición, un minuto después de que suene el disparo de salida y, como ya hiciera el año pasado en las Maratones de Zaragoza, La Coruña, Vitoria, Laredo, Burgos y Alcalá, por cada participante adelantado donar un euro a la Fundación Josep Carreras.

Como se suele decir, en el dar está la recompensa.


Controla tu mente
Olvida tus límites
Nutre tu cuerpo
Siente tu fortaleza
Toma el riesgo
Alcanza tus metas
Noquea tus miedos
Cultiva tus hábitos
Ignora lo negativo
Asume el reto...

10 de abril de 2018

PASADO, PRESENTE Y FUTURO

Quiero comenzar esta entrada recordando que tuve la gran suerte de conocer en esta vida a Miguel Ángel Alonso Sierra. Una persona cuyo corazón (grande donde los hubiera) se paraba en la madrugada del domingo. No hay palabras.
Desde aquí quiero volver a mostrar todo mi cariño a una familia muy querida, en especial a su mujer Beatriz Tenreiro y a su hermano Luis Fernando Alonso.
¡Nos volveremos a ver amigo!... Mientras tanto, descansa en paz Miguel.



(...) Siete años llevaba sin participar en un duatlón cuando, a principios de éste, decidí volver a ponerme un dorsal... Los amigos del Club Triatlón Oviedo me recibieron con los brazos abiertos y estoy muy agradecido.


Galizano sería el escenario elegido para re-debutar. Una prueba en la que de no haber sido por una injusta sanción, hubiera estado en los puestos de honor y que sería la antesala de una primera parte del año que nunca me hubiera imaginado:
  • Campeón de España de Duatlón MD (GGEE)
  • 2º Duatlón de Gijón (Distancia Olímpica)
  • 4º Campeonato de España de Duatlón Distancia Standard (GGEE)
Yo, que no soy nadie, ni lo pretendo, y que además no me gusta vender ninguna moto que no tengo, me siento muy orgulloso de lo conseguido. No por los puestos (que también), sino por la cantidad de obstáculos (muchos de ellos internos) superados para llegar hasta aquí.


Por otra parte sigo sumando kilómetros Solidarios, pedaleando en estático.
Sin ir más lejos, tras el 4º puesto conseguido el sábado en el Campeonato de España de Duatlón, unas horas después, el domingo por la mañana, tocaba bajar la medalla de chocolate conseguida pedaleando durante 159 km (3:37:44) sobre el rodillo, a favor de la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística.


Como no hay mal que por bien no venga, se me antoja muy difícil de encontrar un escenario mejor para disfrutar de un Nacional de Duatlón Élite. Quizás sentado en una terraza con una cerveza fresca hubiera estado mejor... O no... ¡Quién sabe!


Mi próximo objetivo será estar en el Campeonato de Europa de Duatlón que se celebrará en Ibiza el próximo 21 de octubre. Fecha aún muy lejana por lo que, como comentaba antes, con los deberes más que hechos en cuanto a ponerse un dorsal se refiere en esta primera parte del año, toca seguir buscando nuevas motivaciones... ¡Porque de motivos voy sobrao!
A día de hoy me sitúo en el Ranking 2018 de la plataforma como el tercer 'senior' del mundo con más kilómetros completados sobre el simulador Bkool.
El próximo 1 de mayo sacaremos el rodillo de paseo para -en la sidrería El Escalón (La Felguera)- intentar completar 360 kilómetros (recorrido del Ironman de Barcelona + Ironman de Kona) a favor de Fibrosis Quística Asturias.


Nota importante:
El objetivo de todo esto es recaudar un euro por cada kilómetro completado, que muy honradamente serán entregados de forma equitativa a diferentes causas sociales.
En el momento de escribir estas líneas llevo completados 4.770 km de los 15.052 previstos, de los cuales 2.392 han sido "apadrinados" y destinados (2.392 euros) a varias de las causas mencionadas.
En una sociedad en la que la picaresca forma parte del día a día, aún quedamos personas que funcionamos altruistamente, movidos por las piernas e impulsados por el corazón... ¡Piernas a la obra se ha dicho!


¿Cómo colaborar?
A través del siguiente número de cuenta donde se recibirán las aportaciones que serán destinadas a la causa: ES43 3059 0063 2129 4138 1820 (Caja Rural).

Si quieres estar al día del desarrollo de esta iniciativa, además de en este blog, puedes seguirme en mi perfil de Strava.


4 de abril de 2018

30 DÍAS DESPUÉS

"Un esfuerzo total es una victoria completa".


Hoy hace un mes que me proclamaba Campeón de España de Duatlón LG en Orihuela y, una vez matizado que la medalla de oro conseguida es en GGEE, he de reconocer que los meses previos a la prueba soñaba con poder leer algún día una noticia como la que publica La Cuenca del Nalón en su edición de abril.


Tras mi participación en el Duatlón de Gijón, donde conseguí un 2º puesto en distancia olímpica (10 km - 40 km - 5 km), el sábado volveremos a tomar la salida en otro Campeonato de España de la modalidad que se desarrollará sobre distancia sprint, siendo ésta una prueba que -debido a mis características- me queda un poco "corta". Aún así, intentaremos hacerlo lo mejor posible.
En esta ocasión correremos en casa, ya que Avilés recibirá a más de 1.700 deportistas que tomaremos la salida en las diferentes categorías.
Yo lo haré en la prueba sin drafting que se celebrará el sábado por la tarde para, unas horas después de cruzar la meta, el domingo por la mañana, y organizado por la Federación Española de Triatlón, llevar a cabo una nueva acción solidaria a la que se invita a participar a todos los presentes.
Si todo va según lo previsto, completaré 180 km pedaleando sobre el rodillo simulador Bkool, y se podrá apostar por el tiempo que necesitaré para cubrirlo, optando a regalos y premios. El dinero recaudado se donará íntegramente a la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística... ¡Nos vemos en Avilés!


13 de marzo de 2018

UN BUEN TÁNDEM

En la entrada anterior de este blog menciono a Ramón Villa como la persona que se había convertido en pieza insustituible y máximo responsable del camino que me llevó hasta la salida del Campeonato de España de Duatlón.
El pasado 7 de marzo, tres días después de haber cruzado la meta en Orihuela, Ramón también quiso 'definirme' y me hacía llegar unas líneas que -con su permiso y sin cambiar ni una coma- quiero compartir en este espacio:


"Para mí eres un perfil de deportista sobre todo OBEDIENTE y RESISTENTE. Esos serían los dos calificativos básicos, aderezados con muchos otros. También eres solidario, disciplinado y posees una gran fortaleza mental y física, en parte por el bagaje de años entrenando.
Como cualquier tipo de deportista al que ayudo en su preparación, mi labor se centra en trabajar sus puntos débiles y potenciar sus fortalezas. No debemos olvidar que la persona es tan fuerte como su eslabón más débil. En este sentido, cuando decidimos comenzar a trabajar juntos, tenía claro que lo más importante en tu caso era administrar bien los descansos, tan importantes para asimilar bien los entrenos y poder realizar así la mejora.
En cuanto a la calidad que posees, creo que nadie puede dudar de una persona capaz de correr 24 maratones sub3 horas en un año, aunque en este punto he de decir que más que tu calidad física (y también humana), me sorprende más tu capacidad regenerativa.
Con todo esto, comenzamos a trabajar de cara a la primera parada de la temporada, el Campeonato de España de Duatlón MD, teniendo en cuenta dos handicap además de la propia preparación. Por un lado, conseguir transferir el entreno indoor a una prueba outdoor, y por otro lado la falta de competición existente, puesto que hacía unos cuantos años que no te ponías un dorsal para intentar exprimir al máximo tus facultades.
Las primeras semanas fueron de familiarización, toma de datos y observación de tu implicación. En este caso no solo era importante entrenar, sino que consiguieras adaptarte a mis automatismos de entrenador. Una vez clara la línea a seguir para la fase más dura de la preparación y teniendo claro que, como comenté arriba, eres obediente al máximo, nos sumergimos en la parte más importante de la preparación en cuanto a rendimiento: 4 semanas de carga y familiarización con los tres segmentos de la prueba, sus distancias y el orden de las mismas.
Desde el principio, tanto la cinta como el simulador de bici ofrecían datos muy buenos en cuanto a nivel deportivo. Sólo hacía falta conseguir el punto óptimo de preparación para el día de la prueba.
Ya finalizando la preparación elegimos el Duatlón de Galizano (Cantabria) como piedra de toque, justo una semana antes, con el fin de 'combatir' los handicap arriba mencionados... Creo que no pudimos hacer mejor elección.
Una vez realizada la prueba, solo quedaba hacer la semana de ajuste a la competición y confiar en que no hubiese ningún imprevisto que echara por tierra las nueve semanas de preparación.
Una vez finalizada la primera parada de la temporada, puedo decir que he ayudado al deportista con mejor marca en GGEE del Campeonato de España de Duatlón de Larga Distancia, dejando claro, eso sí, que mi tanto por ciento de aportación fue muy inferior a su esfuerzo, compromiso y ganas por hacer bien una prueba muscularmente muy dura que tú pusiste. Por todo ello creo que debo volver a darte la enhorabuena por tu marca y por la confianza depositada en mis conocimientos en el mundo de la actividad física".


-Ramón Villa Posada-

Quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos...
"Las personas cambiamos, nos transformamos, evolucionamos... Y corremos el riesgo de olvidar nuestras raíces, de perder nuestro pasado, de enterrarlo en el inconsciente... Y no es buena idea tratar de encerrar en un ataúd a quien todavía está vivo, aunque sólo sea en nuestra memoria.
Debemos tener siempre muy presente que hemos llegado a ser quienes somos porque venimos de donde venimos... De lo contrario, seríamos otros".

No soy nadie, ni lo pretendo. Únicamente un popular más que -como tantos- ha encontrado en el deporte su trinchera infranqueable, donde refugiarse de los problemas del día a día.
Y no me olvido de donde vengo, ni de lo mucho que -como tantos- me he esforzado para llegar hasta aquí. Porque lejos de encerrar en un ataúd a aquel chaval gordito que en el año 2.003 tomaba la salida en su primer duatlón y sufría lo que no está escrito por cruzar la meta, convive a diario con él, orgulloso de la persona (y del deportista) en quien se ha convertido.
Pienso que hay que conocer, reconocer y aceptar nuestras debilidades, limitaciones y defectos, que van de la mano de nuestras capacidades, aspiraciones, retos, propósitos e intenciones. En definitiva, tener un conocimiento realista de lo que somos. Conocernos de tal manera que no exageremos lo que no tenemos.
Porque el deportista caduca, pero la persona permanece para siempre.

Si todo va según lo previsto y la economía me lo permite, con los pies en la tierra, intentaré que quince años después aquel chaval gordito esté en la salida del Campeonato de Europa de Duatlón, que se celebrará el próximo 20 de octubre.


El entrenamiento indoor y Ramón seguirán muy presentes en este nuevo camino que ya ha comenzado...

12 de marzo de 2018

CAMPEÓN DE ESPAÑA DE DUATLÓN GGEE

"Para seguir mejorando, debes salir de tu zona de confort. Entonces, voy a salir de mi zona de confort". (Lionel Sanders)


Domingo, 4 de marzo de 2018
Ya de vuelta, en el asiento del copiloto de mi furgoneta, me apetece expresar muchas cosas.
Lo resumiré diciendo que esta mañana me proclamaba Campeón de España de Duatlón MD, consiguiendo el mejor registro de todos los Grupos de Edad.
Horas y horas de entrenamiento encerrado en una cochera, con el 100% de la preparación llevada a cabo indoor, han dado sus frutos.
Me acordé de los que estáis aquí abajo y de los que me alumbran desde ahí arriba. De TOD@S los que me habéis acompañado en el camino que me ha llevado hasta la meta.
Para alguien como yo, que únicamente aspiro a ser lo más feliz posible el tiempo que el destino me tenga asignado, ha sido el mejor regalo de cumpleaños que la vida me ha podido dar.

Regalo del artista Rafa León
Unos días antes...
Pienso que las cosas no suceden por casualidad...
Después de dos meses destinando todos mis esfuerzos a prepararme lo mejor posible para estar en la salida del Campeonato de España de Duatlón MD, decido no viajar. Parece que todo se me pone en contra y tiro la toalla con una mezcla de tristeza y enfado. Frustrado por ver como se me complica todo y no saber qué hacer para remediarlo.
Quizás no merezca la pena tanto sacrificio, pienso cuatro días antes...
Le comento a mi amigo Sergio (LastraBIKE) que he decidido no viajar, explicándole mis motivos y me voy de la tienda con la sensación de frustración que me invade cada vez que hablo del tema.
No pasan diez minutos cuando recibo un WhatsApp de Sergio en el que me dice que prepare la maleta y me deje de chorradas. Él me acompañaría en esta aventura.
A contrarreloj busco un hotel donde pasar la noche (ya había cancelado el que había reservado previamente) y vuelvo a cambiar el chip. ¡Estaría en la salida!


Unas horas antes...
5:30 horas de la madrugada del sábado y arrancamos. Por delante casi diez horas de viaje, hasta llegar a nuestro destino (Orihuela).
Sin tiempo casi para ubicarnos, recogemos el dorsal y nos vamos para el hotel a descansar, previo paso por un restaurante oriental, donde cenaríamos lo más 'saludable' posible.
No consigo pegar ojo... Me despierto cada poco sudando, pero muerto de frío... ¡Menuda noche!
6:00 de la mañana y, poco más de 24 horas después de haber emprendido el viaje, suena el despertador. En poco más de tres horas tomaríamos la salida en la prueba... ¡Llegó el día con el que había soñado los últimos sesenta!.


Un croissant y un café con leche me acompañan mientras mi cabeza se imagina multitud de escenarios diferentes... Sabía que estaba fuerte. Me lo había currado.
Pero mis fantasmas comenzaban a merodear, como suelen hacerlo cada vez que huelen mis debilidades.
Con estas nos acercamos hasta la salida y -tras colocar la bici y dejar todo preparado en el área de transición- apuramos los últimos instantes antes de que nos reclamaran en 'cámara de llamadas'.


Reviso la estrategia que dos días antes había acordado con Ramón Villa, la persona que se había convertido en pieza insustituible y máximo responsable del camino que me llevó hasta la salida. Los primeros 16 kilómetros los completaría 'sin forzar', controlando que las pulsaciones no se dispararan mucho más allá de las 155 p.p.m.
Así lo hago. Soy consciente de que es una prueba muy larga y todas las balas que se puedan gastar al principio, a buen seguro, se echarían de menos al final.
Completo en el puesto 20º la T1 y cojo la bici...


Con dos minutos perdidos con la cabeza de carrera, comienzo a pedalear. Sigo manteniendo un pulso que no me lleve a la zona roja, moviendo desarrollos que tenía más que entrenados en mis largas sesiones sobre el Bkool.
Voy ganando posiciones hasta que, al paso por el kilómetro 40 aproximadamente, me sitúo primero. Comienzo a adelantar a duatletas que habían tomado la salida doce minutos antes, y pienso que todo va mejor de lo esperado.
Intento no vaciarme y sigo moviendo desarrollos, que me permiten avanzar sin hipotecar los últimos 8 kilómetros de carrera. Así, con el mejor parcial ciclista, llego a la transición y me dispongo a rematar la faena.
¡Vas primero!, me grita 'Skypi'. Asiento con la cabeza, mientras compruebo que tengo piernas y a ritmos de 3:35/3:40 voy descontando kilómetros...


Al paso por el kilómetro 5 de la T3 empiezo a creerme que me iba a convertir en Campeón de España. Solo una desgracia me impediría hacerlo.
Entre acojonado y emocionado cubro los últimos metros... ¡Lo hemos conseguido!, le grito a Sergio... ¡Lo hemos conseguido!.
Como los de verdad, nada más cruzar la meta me avisan de que debo de pasar el control antidoping y una chica no se separa de mí hasta que casi hora y media más tarde consigo orinar en un frasco... ¡Si lo llego a saber voy más despacio!, le digo a Sergio entre risas cuando por fin consigo sentirme libre...


Unas horas después...
2:30 de la mañana y 45 horas después, llegábamos a casa... Y lo hacíamos con una medalla de oro que me sabe a gloria bendita. Había vencido a mi otro yo. Ese que me lastra y me impide avanzar en ocasiones.
Había completado una carrera muy inteligente. De menos a más. Había conseguido dominar a mi cabeza y arrinconar a mis fantasmas, a base de echarle algo más que talento al tema.


Con un fragmento del libro Corriente Contra que viene como anillo al dedo, cierro esta pequeña crónica:
"(...) Al recuperar su voluntad también han vuelto a su vida las ganas de competir, el gozo en la lucha.. Paso a paso y pedalada a pedalada, Héctor va abandonando los puestos de cola en las carreras en que se inscribe. Y al mismo tiempo ingresa en un terreno que los corredores de fondo y los ciclistas conocen bien: el placer del dolor. No hablo de dolor masoquista. Hablo, como ya lo he hecho, del dolor físico que cura el dolor mental. Pero también del dolor que no solo purifica sino que también pule.
Ese dolor que nos hace mejores, más resistentes, mas dueños de nosotros mismos. Un dolor que guarda su recompensa en saber resistirlo y superarlo".

1 de marzo de 2018

¡VUELVO A SENTIRME DUATLETA!


En el ya lejano 2.003 debutaba y en el 2.011 cruzaba la meta de mi última participación en un duatlón. Por aquel entonces la VIDA me hizo coger un camino paralelo, en el que el deporte no fuera ligado a la competición. De esto ya he hablado en numerosas ocasiones (...)
Quince años después desde la primera y siete desde la última vez, el pasado domingo volvía a tomar la salida en una prueba que combina las dos disciplinas deportivas que más me gustan.
Lo hacía con la misma incertidumbre que en el 2.003 tomaba la salida y con la misma ilusión que en el 2.011 cruzaba la meta, únicamente acobardado por el enemigo que vive dentro de mí.
Un enemigo que había conseguido mantener a raya en los últimos meses, demostrándole que puedo sacar adelante sesiones de entrenamiento más que a tener en cuenta. Un enemigo al que únicamente le pedía que me dejara disfrutar de la vuelta a este mundillo, que tanto me ha dado y al que tanto le debo.
Horas antes de volver a enfundarme el tritraje, sólo tenía un objetivo en mi cabeza: volver a sentirme duatleta.


6:30 horas de la mañana y suena el despertador. Por delante dos horas de viaje hasta tierras cántabras, con parada obligatoria en Unquera para desayunar.
Hago el trayecto sólo, por lo que durante el mismo me imagino cómo podría ser la prueba. Me pongo nervioso y me tranquilizo... Como si mi cabeza fuera un parque de atracciones y mis pensamientos viajaran en el vagón de una montaña rusa.
Galizano fue el escenario elegido para ponerme a prueba y comprobar cómo funciona mi cuerpo cuando -con el 100% del entrenamiento hecho indoor- me pega el aire en la cara.
Faltaban unos minutos para las 12:30 horas cuando suena el disparo de salida.
De menos a más, con el fin de coger sensaciones con la disciplina, completo los primeros 6 kilómetros de carrera (21:05).


Llego a la transición muy entero y -después de un lentísimo cambio de zapatillas- me abrocho el casco y cojo la bicicleta para afrontar los casi 34 kilómetros del recorrido, marcados por un fuerte viento que complicaría un poco más de lo previsto la tarea.
Sigo en progresión y gano unas cuantas posiciones, dentro del guión que en mi cabeza había imaginado, hasta situarme en puestos cabeceros de una prueba que -como todas- tenía un alto nivel de participación con un gran número de duatletas cántabros, vascos y asturianos dispuestos a dar el 110%.



Otro lentísimo cambio de zapatillas me lleva a afrontar los últimos 3 kilómetros.
Me encuentro fuerte y consigo correr en ritmos por debajo de 3:30 min/km (9:58), antes de cruzar la meta de una prueba en la que -siete años después- me volví a ver metido en la pomada.
Únicamente la decisión de un juez (sancionándome con dos minutos por una acción que -deportista (y deportivo) como soy- acato pero no comparto) me privó de un Top Ten ganado en carrera. Casi 300 ciclistas en una recta de cinco kilómetros pueden dar lugar a interpretaciones erróneas... A cada cosa hay que darle la importancia que se merece.
De lo que no me pudo privar fue de volver a sentirme duatleta. Y ese era el objetivo.
No podía cerrar esta pequeña reseña de mi vuelta a la competición sin hacer mención a los compañer@s que el domingo me hicieron mucho más fácil la mañana. ¡Gracias de corazón!. Sois un lujo.



Reto 15.052 km Bkool 2018
Ayer despedíamos febrero, segundo mes del reto. Atrás quedan 59 días pedaleando sobre el Bkool para completar 3.069 kilómetros de los 15.052 que me he propuesto para este año.
Kilómetros 'justificados' diariamente en mi perfil de Strava y semanalmente en mi página de facebook.
Mi objetivo es recaudar un euro por cada kilómetro completado, que muy honradamente (como siempre) serán destinados de forma equitativa a distintas causas que lo necesitan.
Cerramos el mes con 1.865 kilómetros 'apadrinados', que se traducen en 1.865€ que ya han sido destinados a la Asociación de Enfermos Musculares del Principado de Asturias (ASEMPA). Euros 'justificados' al detalle con sus respectivos extractos bancarios publicados en todas mis redes sociales.
Comenzamos marzo con la misma ilusión con la que arrancábamos la iniciativa, intentando darle sentido a todos y cada uno de los segundos que me paso pedaleando sin moverme del sitio, encerrado entre cuatro paredes.
Estamos a 11.983 km de completar el reto y a 13.187€ de conseguir mi propósito... ¿Me ayudas?

"Cuando tenemos libertad de movimiento, todo es posible".
Paradójica frase para alguien que lleva a cabo el 100% del entrenamiento en estático, sin moverse del sitio... ¡Seguimos!


21 de febrero de 2018

180 KM SIN SALIR DE UNA SIDRERÍA

"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo." (Eduardo Galeano)


El pasado domingo se cumplió un año desde que completara una maratón sobre un tapiz rodante en la Sidrería El Requexu. Y para celebrar el aniversario de una jornada inolvidable... ¡Volvimos a liarla por una buena causa!
El objetivo, completar 180 kilómetros de ciclismo (indoor y en estático) sobre el rodillo simulador Bkool, cubriendo el mismo recorrido por el que transcurre el Ironman de Barcelona. Todo ello con el fin de dar visibilidad a su gran labor y recaudar fondos destinados a la Asociación de Enfermos Musculares del Principado de Asturias (ASEMPA).

Eran las 10:30 horas cuando comenzaba a pedalear, acompañado de un pequeño grupo de amigos que quisieron estar desde primera hora apoyando la causa.
Algo me decía que iba a ser una buena mañana... ¡Y no me equivocaría!


De menos a más, pensando en todo aquello que me hace sentir bien y sabedor de que sería un buen entrenamiento de cara a mi participación en el Campeonato de España de Duatlón LG, voy descontando kilómetros fijándome metas de 60 minutos:
  • 1ª hora: 41,7 km
  • 2ª hora: 84,1 km
  • 3ª hora: 128,9 km
  • 4ª hora: 175,2 km
4 horas, 4 minutos y 32 segundos después, cruzaba una nueva meta.


Hasta aquí la parte deportiva... La que carece de importancia.

No hace falta ser un lumbreras para llegar a entender que este tipo de eventos encierran un valor sentimental difícil de describir. Hay que vivirlo para entenderlo. 
Correr o pedalear para personas cuya vida es un poco (o un mucho) más difícil que la tuya, sentirte válido para ellos, ser su motivo de alegría aunque sólo sea durante unas horas... ¡Llena el alma y hace más fuerte el corazón!
Saber que a pesar de no tener medios (ni materiales, ni económicos), estás haciendo todo lo que está de tu mano (y de tus piernas) para que tu paso por este mundo no sea en vano, te hace ser mejor persona. 
Levantar la vista y ver (y sentir) que no estás solo... Sentirte respaldado por gente que -como tú- están aportando una parte de su VIDA en busca de un bien común, reconforta... Y te hace seguir confiando.
Porque desde hace tiempo -y aún más desde el domingo- confío en Coco, Opi y Javi... En Chiqui y Agustín... En Fran, Enol, Germán, Marián, Malio, Yoli, Manuel, Diego, David, Fredo, Jesús, Pili, Sergio, Borja, Bea, Irene, Paula, David, Eloy, Gonzalo, Juan Carlos, Amor, Elena, Richi, Kike, Laly, Gloria, Blanca, Ángel, Federico, Israel... Confío en los míos. 
Confío en ti, en mí y en todos mis compañeros. En aquell@s que hacéis más bonitas mis pedaladas y le dais sentido a mis pajas mentales.


Podemos carecer de muchas cosas, incluso de talento... ¡Pero que no sea por no echarle huevos! 
A base de docenas, cumpliendo con el Reto 15.052 km Bkool 20181.865€ ya han sido destinados a ASEMPA en lo que llevamos de año . ¡Seguimos!


Hoy La Nueva España de Gijón me sorprendía con una viñeta muy simpática.


No me quiero imaginar como llegará a casa el pobre hombre el próximo 1 de mayo, fecha elegida para intentar completar 360 kilómetros de ciclismo (indoor y en estático) sobre el rodillo simulador Bkool, cubriendo los mismos recorridos por los que transcurren los Ironman de Kona y de Barcelona.
La Sidrería El Escalón (La Felguera) se vestirá de gala para intentar aportar un nuevo balón de oxígeno a la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística.


5 de febrero de 2018

COMPROMISO, CONSTANCIA, ESFUERZO E ILUSIÓN

26.780€ han sido generados en los últimos 400 días de mi vida. 25.800€ en los 365 del año pasado, a través del Reto 24 Maratones Solidarias Sub3 horas 2017 y 980€ en los primeros 35 de este mediante el Reto 15.052 km Bkool 2018.
26.780€ que han sido destinados a distintas entidades, que necesitan de medios económicos para poder seguir desarrollando su actividad.
26.780€ que unidos a los ya destinados desde que en el año 2012 comenzara a usar el deporte como herramienta para intentar hacer "diferente" este mundo, suman más de 150.000€.
Más de 150.000€ generados sin medios, a base de echarle muchas ganas, fatigado de tantas palmaditas (estériles) en la espalda y eternamente agradecido a los que de verdad os hacéis partícipes y tiráis de este carro para hacerme más liviana la tarea.
Como dijo Eduardo Galeano, somos libres de inventarnos a nosotros mismos. Somos libres de ser lo que se nos ocurra ser. El destino es un espacio abierto, y para llenarlo hay que pelear a brazo partido contra el quieto mundo (...)


Hace unos días despedíamos enero... Atrás quedan 31 días pedaleando sobre el rodillo Bkool, para completar 1.694 kilómetros de los 15.052 que componen el reto que me he propuesto para este año. Kilómetros "justificados" diariamente en mi perfil de Strava y semanalmente en mi página de Facebook.
Mi OBJETIVO es recaudar un euro por cada kilómetro completado, que muy honradamente (como siempre) serán entregados de forma equitativa a distintas entidades que lo necesitan.
Cerrábamos enero con 950 kilómetros "apadrinados", que se traducen en 950€ que ya han sido destinados a la Asociación de Enfermos Musculares del Principado de Asturias (ASEMPA). Euros "justificados" al detalle con sus respectivos extractos en todas mis redes sociales.
Comenzamos febrero con la misma ilusión con la que arrancábamos la iniciativa, intentando darle sentido a todos y cada uno de los segundos que me paso pedaleando sin moverme del sitio, encerrado entre cuatro paredes... ¿Me ayudas?


Pienso que hay que tener una motivación por la que merezca la pena levantarse todos los días.
Yo canalizo mis emociones a través del deporte y, aunque los años (por suerte) vayan cayendo irremediablemente, me gustaría volver a ser competitivo como lo fui allá por el ya lejano 2010... Con mis limitaciones, pero competitivo.
Para ello me machaco a diario en mi particular "cueva del dolor", encerrado entre las cuatro paredes de una fría cochera.
Hace unos días estrenábamos mes, y febrero siempre llega con olor a duatlón. Y aunque mi objetivo principal esté señalado para el 4 de marzo (día en el que cumpliré 38 castañas), hay que empezar a familiarizarse con una disciplina con la que desde hace tiempo mantengo un intenso romance. La misma que -quizás cuando más lo necesitaba- me hizo creer en mí.
Porque, aunque el búfalo se esté haciendo viejo, sigue luchando por hacerlo con los cuernos preparados para embestir cuando llegue el momento.


A lo mío, a base de COMPROMISO, CONSTANCIA, ESFUERZO e ILUSIÓN sigo haciendo que mi VIDA sea un poco más plena...

17 de enero de 2018

MIS 24 MARATONES, EN PRENSA

Me hice fuerte. Si te dejas llevar por lo que dicen, acabas por recular. Te condenas a pasar el resto de tu vida atado al qué dirán, a una existencia planificada según lo establecido. Si te plantas, dices que no y luchas por hacer lo que te gusta, por raro que sea, coges confianza en ti mismo y acabas siendo lo que de verdad quieres ser.


Como escribía en la entrada anterior, atrás quedan 365 días duros; tanto como gratificantes. Interminables viajes en economía de supervivencia, precedidos de duros entrenamientos alimentados a base de compromiso, constancia, esfuerzo e ilusión.
Atrás queda un intenso 2017 y por delante nos espera un exigente 2018...